Debido a que se teme una deportación masiva de haitianos que viven en República Dominicana, la Organización de Estados Americanos (OEA) enviará una misión a ambos países.

El objetivo será tratar de encontrar una solución que evite esas deportaciones, la cuales se podrían generar tras la expiración del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, en el que se regularizaba la nacionalidad de personas que habitaban en República Dominicana.

A cargo de la misión estará Francisco Guerrero, secretario de Asuntos Políticos de la OEA, quien visitará las capitales de Haití y República Dominicana.

La Organización de Estados Americanos informó que también espara detener el numero masivo de migrantes haitianos hacia la República Dominicana.

Buscará que los ciudadanos de Haití y República Dominicana logren su registro, aunque resulte una situación difícil para ambos países, que genere una disputa sobre la nacionalidad de las personas que podrían ser deportadas.