Con el hashtag #OEADeficitDemocratico, jóvenes de la sociedad civil de diferentes países manifiestan a través de las redes sociales que se les ha impedido el acceso a la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que desde ayer se realiza en esta ciudad de Santo Domingo.

Nos es grato saludarles e informarles que por motivos de espacio en la sede de la Asamblea General, las organizaciones de la sociedad civil no podrán ingresar a la sede de la Asamblea General de la OEA. Sin embargo, las sesiones plenarias estarán siendo transmitidas virtualmente desde el Hotel Embajador”, dice una comunicación que supuestamente envío la OEA a estos jóvenes que vinieron, con sus acreditaciones oficiales, desde diferentes países de Latinoamérica a expresar las inquietudes de sus respectivas naciones.

En la rueda de prensa oficial de este evento, efectuada el pasado domingo, Luis Almagro, secretario general del citado organismo, afirmó que “la sociedad civil es un actor indispensable en defensa de los derechos humanos y la democracia”. Esta afirmación se contradice con esta acción que mantiene a estos jóvenes por más de una hora encerrados y sin acceso a los medios de comunicación.