La Policía Nacional informó de que investiga la muerte de un segundo teniente del cuerpo del orden y de un hombre con cinco órdenes de arresto por homicidio, robo y asalto a mano armada, ocurridas ayer en La Romana, durante una fallida transacción de cigarrillos adulterados.

El informe preliminar precisó que el segundo teniente Alejandro Dishmey Medina, de 44 años, murió a causa de una herida de bala en el cuello.

El mismo informe indica que el oficial fue lanzado desde una camioneta propiedad del comerciante Agapito Manzueta Reyes, residente en el sector Piedra Linda, de Villa Hermosa, La Romana.

El civil fallecido es Amauris Francisco Medina (alias Chamel), de 23 años, quien vivía en la calle Fray Juan de Utrera, en El Tamarindo, en La Romana.

Éste murió a causa de heridas de bala al enfrentar una patrulla de la Policía que lo perseguía y a la que, presuntamente, disparó con una pistola que momentos antes había robado al oficial ultimado.

El comerciante propietario de la camioneta, quien tiene un registro por robo, dijo que el oficial policial lo acompañaba en la compra de una cantidad no especificada de cigarrillos adulterados, pero que la transacción salió mal originándose un incidente con Chamel, el vendedor.

Dijo que Chamel le disparó al teniente Dishmey Medina y luego lo lanzó de la camioneta y escapó a pie junto a su acompañante que logró evadir a los agentes que los perseguían.

La Policía activa la localización del acompañante del presunto delincuente ultimado para ponerlo bajo control del Ministerio Público para los fines legales que correspondan.

Los cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Patología Forense en San Pedro de Macorís para fines de autopsia.