Los resultados definitivos de la segunda vuelta de los comicios legislativos en Haití, que definieron la composición del Senado y de la Cámara de Diputados en los 10 departamentos del país, no dieron un claro ganador y los escaños se repartieron casi en partes iguales entre oficialismo y oposición.

Los datos, publicados en la web del Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití, desataron acusaciones de fraude y han movilizado a los partidarios de la oposición, que desde el sábado se lanzaron a las calles del país, protagonizando disturbios en algunas ciudades del noreste y del sur del país, en los que murió un joven de 18 años y fueron quemados varios edificios oficiales.

Los resultados de los comicios, en los que se renovaron 20 de 30 escaños del Senado y los 118 de la Cámara de Diputados, otorgan plazas para la Cámara alta en cinco departamentos al oficialista Partido Haitiano Tet Kale (PHTK) y su aliado Konvansyon Inite Demokratik (KID, en "creole") y dan el triunfo a los opositores Fanmi Lavalas, Verité, OPL y Pitit Dessalines en otros cinco departamentos.

En cuanto a la Cámara de Diputados, el PHTK y el KID consiguieron importantes victorias en el departamento de Oeste, que incluye la capital, Puerto Príncipe.

Sin embargo, en la norteña ciudad de Cabo Haitiano, la segunda del país, ganó el opositor partido Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH).

El mandatario del país, Michel Martelly, ordenó el jueves la creación de una Comisión de Evaluación electoral compuesta por cinco personas que deberá hacer las recomendaciones necesarias para evaluar el actual proceso electoral, a falta de una semana para la segunda vuelta presidencial, y ayudar a que llegue a buen termino.

Esta comisión, que debe exponer hoy sus conclusiones, una vez concluido el plazo de 72 horas establecido por el mandatario, obtuvo el rechazo frontal de ocho candidatos opositores de la primera vuelta presidencial, que consideran que esta medida es tan solo una "solución estética".

En la primera vuelta de las elecciones legislativas, realizada en agosto, en la que fueron elegidos dos candidatos al Senado y ocho a la Cámara de Diputados, la participación fue del 18 % y fueron canceladas en 22 circunscripciones por los incidentes registrados en el proceso, en el que hubo 10 las víctimas mortales relacionadas con la campaña electoral y la jornada de votaciones.

La oposición considera fraudulentas tanto las elecciones legislativas, que tuvieron una segunda vuelta en octubre, como la primera ronda de las presidenciales, que confirmaron que Jovenel Moise y Jude Celestin disputarán el 27 de diciembre para definir quién será el próximo mandatario de Haití.

Organizaciones civiles y la oposición tildan de "fraudulentos" esos comicios, pues consideran que hubo falta de transparencia y no se respetaron las normas democráticas.

Desde entonces, Familia Lavalas, partido del expresidente Jean Bertrand Aristide, entre otras agrupaciones y organizaciones, han convocado manifestaciones para que se "respete el voto popular".