Hay que estar atentos. Desde ayer al mediodía las fuertes lluvias comenzaron a sentirse, y es que la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó que las condiciones del tiempo están influenciadas por una onda tropical, a la cual califica de “activa” y que se mueve rápidamente hacia el oeste, provocando aguaceros fuertes, además de que tiene altas posibilidades de convertirse en ciclón.

El organismo de pronósticos indicó que vigila la actividad de aguaceros asociada a esta onda tropical localizada sobre las Antillas Menores, y añade que el disturbio posee un potencial medio de un 40 % para convertirse en ciclón tropical en las próximas 24 horas.

En adición, otra onda tropical asociada a un sistema de baja presión se encuentra ubicado al oeste/suroeste de las islas de Cabo Verde y representa un potencial bajo de un 20 % para convertirse en ciclón en las próximas 24 horas.

La entidad indicó que debido a esta vaguada el contenido de humedad ha incrementado notablemente en la masa de aire del país y se espera que sus campos nubosos afecten algunas áreas desde tempranas horas, lo que provocará un deterioro gradual de las condiciones meteorológicas.

En consecuencia, la Onamet vaticinó un incremento nuboso significativo que vendrá acompañado de aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de viento, las cuales se irán extendiendo paulatinamente a gran parte del territorio nacional en el transcurso del día de hoy y la noche y podrían alcanzar hasta los 100 milímetros de agua en algunas zonas.

Debido a la gran cantidad de agua y las precipitaciones que esta vaguada pueda ocasionar, Meteorología emitió un llamado de alerta y precaución para las personas que viven cerca de ríos, arroyos y cañada.

COE emite alerta

Debido a este cambio en el clima y el asecho de estas dos vaguadas, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió un boletín en el cual declaró alerta verde por posibles inundaciones urbanas y deslizamientos de tierra en las provincias de La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo, El Gran Santo Domingo, Duarte, San Cristóbal, Monte Plata, Peravia, Azua, Barahona y Pedernales.

El organismo pidió a los usuarios de pequeñas y medianas embarcaciones, las de uso deportivo y acuáticos de la costa Caribeña desde Cabo Engaño hasta Pedernales, permanecer en puerto por inminente oleaje peligroso, en tanto que, los que operan en la Bahía de Samaná y la Costa Atlántica deben mantenerse próximo a las costas.

Además, el COE exhortó a los bañistas en las Costa Caribeña a tener precaución y abstenerse de usar las playas desde la tarde de ayer debido a que se recibirán olas que superan los 8 pies de altura.

Los organismos de socoro recuerdan a los ciudadanos que, como se ha anunciado, está promete ser una temporada ciclónica activa, y que por tanto deben permanecer atentos a los boletines y las informaciones emitidas en los diferentes medios de comunicación para evitar pérdidas de vidas y daños que lamentar.