El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, criticó ayer la existencia de países que no tienen a ninguna mujer en sus parlamentos o en sus gobiernos y urgió a terminar con esa situación.

Ban aprovechó su discurso en la apertura de la 60ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, para hacer un llamamiento a “terminar con esta injusticia”.

El jefe de Naciones Unidas apuntó que actualmente hay cuatro países en el mundo sin una sola mujer en sus parlamentos y ocho que no tienen a ninguna en el gobierno. “No voy a señalar hoy los nombres de los países, pero les urjo: ellos saben quienes son. Voy a estar comprobando hasta el último día de mi mandato como secretario general. Voy a seguir presionando hasta que el mundo no tenga ningún parlamento o gobierno sin mujeres”, dijo Ban.

Según un informe de la Unión Interparlamentaria (UIP), Micronesia, Catar, Tonga y Vanuatu son los países que no tienen a ninguna mujer en sus parlamentos.

A ellos se añade ahora Haití, según una actualización con fecha de febrero de 2016 que ofrece esa organización en su página web. Mientras, Bosnia, Brunei, Hungría, Pakistán, Arabia Saudí, Eslovaquia, Tonga y Vanuatu no disponían de mujeres en sus gobiernos, según la misma fuente.

Ban destacó las “desigualdades e injusticias” a las que se siguen enfrentando mujeres y niñas y rindió tributo a las “miles de heroínas” que ha conocido durante su labor en la ONU.