Ayer los ocho partidos políticos de oposición anunciaron que asistirán como bloque al encuentro convocado por  monseñor Agripino Núñez Collado para este martes.

El grupo de partidos opositores al Gobierno reiteró su demanda de que entre los puntos básicos para los acuerdos figure la escogencia de una nueva Junta Central Electoral (JCE), cuyos miembros sean apartidistas, que garanticen la equidad, independencia e imparcialidad de sus actuaciones, comprometidos solo con la aplicación correcta de las leyes.

Altos dirigentes de estas fuerzas políticas ofrecieron la información ayer en una rueda de prensa, celebrada en un hotel de esta capital.

Argumentaron que tanto la composición de la JCE, como de la Cámara de Cuentas y otros órganos, aunque son potestades del Congreso, sus miembros deben ser seleccionados de acuerdo con el consenso arribado por las direcciones de las agrupaciones políticas y la sociedad civil.

Sobre el tema, Andrés Bautista, presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y quien fungió como  vocero del grupo, señaló que el PLD no puede inventarse que esos son órganos de responsabilidad congresual, porque, “justamente para eso es que se ha iniciado el diálogo en cuestión, con miras a que entre toda la sociedad se higienice y se fortalezcan las instituciones democráticas”.

Representantes

En el encuentro, además de Bautista, estuvieron presentes Jesús Vásquez, por el PRM; Ramón Rogelio Genao, por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC); Max Puig por el partido Alianza Por la Democracia (APD); Juan Rodríguez, por el Frente Amplio; Vinicio Castillo Semán, por la Fuerza Nacional Progresista (FNP); Pedro Martínez, por  Alianza País, y también asistieron representantes del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), del Partido Humanistas Dominicano (PHD) y Dominicanos por el Cambio (DxC).

Compromiso y posición de los partidos

Con miras a la ronda de diálogo que se celebrará hoy los partidos de oposición manifestaron su disposición de fijar una posición en la que se queden garantizadas las libertades públicas y los derechos democráticos de todas las fuerzas políticas del país.

El comunicado entregado a los medios de comunicación reza: “Estaremos presentes en la reunión pautada para hoy martes 6 de septiembre, representados por ocho delegados que expresarán los criterios del conjunto de la oposición, para entablar el diálogo con los ocho delegados que representarán al Partido de la Liberación Dominicana y sus partidos aliados”.

Continuó diciendo que reitereiterán su voluntad de actuar en común a favor del establecimiento de un sistema auténticamente democrático en el que se aseguren las libertades públicas, los derechos democráticos y la participación de todas las fuerzas políticas en condiciones de equidad en los procesos electorales y en todas las instancias de la vida política y social.

El texto íntegro enviado por los partidos opositores anunció que, en el marco de este proceso de diálogo, plantearan el establecimiento de una agenda que responda a las aspiraciones de democracia y bienestar del pueblo dominicano.

El grupo de los ocho partidos opositores consideró que el primer punto de la agenda del diálogo político-institucional debe ser el establecimiento de instituciones electorales de carácter apartidista, que aseguren la “equidad, la independencia e imparcialidad, superando el sistema de reparto partidario que ha prevalecido”. Destacaron que acorde con este criterio reclaman la renovación total de los integrantes de los órganos electorales.

Manifestaron su determinación de participar en la discusión de una nueva legislación electoral, que incluya la normativa electoral y el régimen de partidos, requerimiento ineludible a la luz del colapso sufrido por el sistema electoral a raíz de las elecciones del 15 de mayo pasado, y tal como lo reclama la sociedad y lo recomendaron las misiones de observación electoral que dieron seguimiento a esos comicios.

Los partidos resaltaron que “creemos que el diálogo político-institucional entre el bloque progubernamental y el conjunto de fuerzas políticas de oposición que representamos no debe darse a puertas cerradas, sino que debe estar abierto a las más diversas fuerzas, sectores y grupos sociales que puedan enriquecerlo con sus puntos de vista”.

En atención a lo anterior, dicen: “expresamos nuestro criterio de que en las sesiones del diálogo político-institucional debe estar presente una representación de organizaciones de la sociedad civil, cuyo acompañamiento redundará, estamos seguros, en el beneficio del propio proceso de diálogo como de toda la sociedad dominicana”.

La comunicación concluyó: “Confiamos que la participación franca y sincera de las fuerzas políticas representadas en el bloque progubernamental y en el conjunto de fuerzas políticas de la oposición le abrirá las puertas a otras jornadas de diálogo en las que se podrán abordar, posteriormente, muchos de los acuciantes problemas que afectan a nuestro pueblo y traban su desarrollo”.

Así lo dijo

“El PLD no puede inventarse que esos son órganos de responsabilidad congresual”. Andrés Bautista Presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM).