Los partidos de la oposición se retiraron este lunes del diálogo político pautado para mañana martes con monseñor Agripino Núñez Collado, debido a que denunciaron que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está saboteando para ratificar a Roberto Rosario en la presidencia de la Junta Central Electoral (JCE).

"Denunciamos que el PLD está detrás de la inscripción de Roberto Rosario y de miembros de la JCE y Tribunal Superior Electoral (TSE) con el propósito de ratificarlo en sus funciones", manifestó Ramón Rogelio Genao, secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), durante una conferencia de prensa.

Advirtió que el interés del Gobierno  es de controlar enteramente los órganos electorales trasladando funcionarios y magistrados y designando partidarios y amigos en las distintas instancias que tienen que ver con el proceso electoral.

A continuación el documento leído por Rogelio Genao junto a los demás integrantes de los diferentes partidos de la oposición:

Posición del conjunto de partidos de oposición sobre el diálogo político-institucional y la elección de los miembros de la JCE y el TSE.

Ante hechos y maniobras políticas que han tenido lugar los últimos días los partidos firmantes plantean su posición al pueblo dominicano sobre el Diálogo Político-Institucional y la elección de los miembros de la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE), en los siguientes términos:

1.-Denunciamos que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está detrás de la inscripción de Roberto Rosario y de miembros de la Junta Central Electoral y del Tribunal Superior Electoral en la comisión de evaluación del Senado, con el propósito avieso de ratificarlos en sus funciones. Frente a esta burda maniobra, anunciamos al país nuestra decisión de no asistir a la reunión del Diálogo Político-Institucional convocada para el martes 20 de septiembre bajo la coordinación de monseñor Agripino Núñez Collado.

2.-Es evidente que la parte gubernamental pretende entretenernos en un aparente diálogo, mientras en realidad acelera los pasos para designar una Junta Central Electoral de manera unilateral integrada, para colmo, por los mismos que provocaron el colapso del sistema electoral el pasado 15 de mayo.

3.-Advertimos que el interés del Gobierno es de controlar enteramente los órganos electorales, trasladando funcionarios y magistrados, y designando a partidarios y a amigos en las distintas instancias que tienen que ver con la organización del proceso electoral.

4.-En cuanto a nuestra decisión respecto al diálogo, esta será comunicada formalmente a su coordinador, monseñor Agripino Núñez Collado.

5.-Los partidos de oposición hemos expresado en reiteradas ocasiones que los actuales integrantes de los órganos electorales fundamentales no gozan de nuestra confianza ni tienen credibilidad en la ciudadanía al haber dirigido, de manera parcializada, los comicios peor organizados de la historia reciente de nuestro país, plagados de irregularidades que viciaron sus resultados, como lo documentaron las misiones de observación electoral nacionales e internacionales.

6.-Sostenemos firmemente que cuando los jueces y los  funcionarios electorales están parcializados estos no son legítimos. De ahí nuestro reclamo, claramente expresado, a favor de la renovación total de los órganos electorales: Junta Central Electoral (JCE) y Tribunal Superior Electoral (TSE). Queremos, y el país requiere, jueces y funcionarios electorales con capacidad, probidad, independencia de criterio e imparcialidad.

7.-Si aceptamos participar en el Diálogo Político-Institucional bajo la mediación de monseñor Agripino Núñez Collado fue bajo la premisa de que, además de trabajar en la elaboración de una nueva legislación electoral, se discutiría en primer término el tema de la composición de los órganos electorales, por considerar que la integración de éstos por ciudadanos y ciudadanas que garanticen imparcialidad es condición primaria e indispensable para la realización de elecciones libres, justas y democráticas. De poco valdría disponer de las mejores leyes si no se cuenta con instancias electorales imparciales.

8.-En consonancia con nuestro reclamo, en la reunión del Diálogo Político-Institucional del martes 13 recién pasado, se acordó que los dos primeros puntos a tratar en la siguiente reunión serían: 1) Las modalidades de participación de los representantes de organizaciones de la sociedad civil en el Diálogo Político-Institucional, y 2) La discusión del modo en que sería abordada la cuestión de los integrantes de los órganos electorales.

9.-Al señalar los representantes de los partidos de oposición que en el Senado se había puesto en marcha la selección de los nuevos integrantes de la JCE sin que se hubiese agotado la discusión del tema en el Diálogo y que podría aducirse el vencimiento de plazos reglamentarios para producir una selección unilateral de los miembros de la JCE, el secretario general del PLD y presidente del Senado indicó que los procedimientos de la Cámara Alta podían ser modificados a fin de esperar el término de las conversaciones entre el bloque de partidos oficialistas y el conjunto de partidos de la oposición.

10.-En los días subsiguientes hemos sido testigos de la actuación de un Senado que parece estar cumpliendo un guión preestablecido que conduciría a la ratificación en sus funciones del actual presidente de la Junta Central Electoral, a pesar de su evidente fracaso en la organización de los comicios de mayo pasado.

11.-Cuando decidimos participar en el Diálogo Político-Institucional lo hicimos ante la grave situación generada por el colapso del sistema electoral, como quedó evidenciado en el Informe de la Misión de Observadores Electorales (MOE) de la Organización de Estados Americanos (OEA), y por considerar que de la pérdida de confianza en las instituciones y en los actores políticos a situaciones de ingobernabilidad no hay más que un paso.

12.-Consideramos que la imposición de actores descalificados por sus propias actuaciones constituye una provocación destinada a hacer abortar el diálogo que, desde el gobierno y el partido oficial, se dice querer sostener.

13.-Rechazamos la vía autoritaria de la imposición unilateral de autoridades electorales parcializadas y denunciamos esta acción como sumamente peligrosa para la convivencia armoniosa y responsable que merece el pueblo dominicano.

14.-Ante las situaciones de crisis se requiere de madurez, sensatez y buen juicio, así como de un compromiso real de parte de todos los actores con el interés general, que les permita colocarse por encima de cualquier interés particular.

15.-Comprometidos con el fortalecimiento de la democracia, llevaremos a todo el pueblo dominicano, tanto en el territorio nacional como en el exterior, orientaciones políticas que le ayuden a movilizarse a favor de las libertades públicas y los derechos democráticos y, de manera particular, en defensa del derecho a elecciones justas, democráticas y equitativas.

  • Partido Revolucionario Moderno (PRM)
  • Partido Reformista Social Cristiano (PRSC)
  • Partido Alianza País (AlPaís)
  • Partido Humanista Dominicano (PHD)
  • Partido Dominicanos por el Cambio (DxC)
  • Frente Amplio (FA)
  • Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC)
  • Fuerza Nacional Progresista (FNP)
  • Alianza por la Democracia (APD)
  • Opción Democrática (OD)
  • Partido Socialista Cristiano (PSC)