Un grupo de ositos de goma gigantes invadieron las calles durante la celebración del Festival de Arte Callejero de Malta. El artista danés Leon Keer creó una instalación representando a un grupo de nueve de estos famosos ositos. Tienen que ser vistos desde al menos 10 metros de alto para tener la perspectiva correcta.

¿Cómo empezaste a hacer arte callejero en 3D?

– Hace 7 años, alguien me enseñó el arte anamórfico. Empecé creando mi primera obra en la calle y cuando terminé, me di cuenta de la distorsión que tenía que poder hacer para conseguir el efecto necesario. Después de eso, hice arte contemporáneo sobre tela y a crear grandes instalaciones.

¿Cuáles son los desafíos más grande del arte callejero en 3D?
 – El más grande es convertir el bosquejo de dos dimensiones pequeño en esta versión distorsionada en 3D. Cuanto más lejos estás del punto de vista, más tendrás que distorsionar el diseño. También trabajar al aire libre, con muchas personas mirando y con la influencia del clima, distrae mucho.

¿Qué tipo de equipamiento usaste?
– Las técnicas usadas para crear arte anacrónico se basan en las habilidades y en la conciencia espacial. Dependiendo del área, uso tiza o pintura para producir la obra. Un poco de cinta y una cuerda son suficientes para mí para que el efecto anamórfico quede bueno.

¿Por qué elegiste hacer ositos de goma en este trabajo?
– La alegría de la vida, como la de cuando somos niños, nunca debería olvidarse. Por lo tanto, intento evocar esas emociones relacionadas con el pasado. Los ositos de goma son reconocibles por todos, y creo que traerán esas emociones de vuelta.

¿Cuál es la reacción de la gente cuando pasa cerca de tu instalación?

– Noté algo más de entusiasmo desde el mirador en comparación con el lado opuesto a la ilusión distorsionada. La gente me dice que lamenta que la obra vaya a estar ahí por poco tiempo.