La tormenta tropical Otto continua  fortaleciéndose este martes, con vientos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h) mientras avanzaba con un "movimiento errático" a 335 millas (545 km) de Nicaragua, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Miami.

Según el último boletín, se espera que para el miércoles se convierta en huracán. Pues solo le faltan siete kilómetros para ser categoría uno.

El organismo indicó que Otto provocará fuertes lluvias de entre tres y seis pulgadas en la isla colombiana de San Andrés -situada frente a Nicaragua- y algunas partes de Panamá, así como en Costa Rica.

El Centro de Huracanes advirtió que podrían producirse "inundaciones que pueden ser mortales".