El Palacio Nacional fue iluminado de color verde como bienvenida a la entrada en vigor del acuerdo sobre el cambio climático que se firmó en París (Cop 21) hace un año, y del que fue signatario el presidente Danilo Medina.

Las naciones firmantes del importantísimo acuerdo han escogido un edificio emblemático para iluminarlo de verde.

Así lo refirió hoy Ernesto Reyna, vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático, a través de un comunicado de la Dirección General de Comunicación (Dicom).

Reyna habló de la trascendencia de ese acto, del compromiso asumido por el presidente Danilo Medina. Del cumplimiento dado por instrucciones del jefe de Estado. De la integración del país a los esfuerzos en contra del cambio climático.

"Hoy se inicia la implementación del Acuerdo de París. Este acuerdo fue firmado por el presidente Danilo Medina. República Dominicana es uno de sus países signatarios", dijo.

A seguidas expresó que en este acuerdo el país se compromete a mitigar los efectos del calentamiento global.

"Cada ciudadano tiene una responsabilidad, debemos cumplir con las normas de prevención. Hay que evitar que ese cambio climático nos siga afectando. Sus consecuencias son negativas para la agropecuaria, turismo, así como el desarrollo sostenible".

Entre los objetivos expresados en la Cumbre de París, se destacan, suprimir las emisiones de carbono de aquí al 2050; reducir en un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí al 2030; limitar el calentamiento global a menos de 2 grados, y desarrollar un conjunto de medidas financieras para luchar contra el cambio climático: fondos verdes, creación de un precio del carbono, financiación de proyectos verdes a través del comercio de derechos de emisión.

Dicom recordó, que en su alocución en París, el presidente Medina manifestó que ha llegado la hora de la verdad para enfrentar los efectos del cambio climático. Allí, el estadista propuso la firma de un consenso para superar juntos los retos del siglo 21.

Dijo que en República Dominicana se está haciendo el mejor esfuerzo. Resaltó entonces que en el 2015 se redujeron los gases de efecto invernadero. Una reducción de 3,6 toneladas per cápita a 2,9 toneladas.