Las autoridades palestinas insistieron hoy a la ONU para que reaccione ante los "crímenes" de Israel, en especial tras los últimos episodios de violencia vividos sobre el terreno.

En una carta, el representante palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansur, reclamó a la comunidad internacional y en particular al Consejo de Seguridad que actúen "inmediatamente" para detener las "violaciones de la legislación internacional" cometidas por Israel.

"No hay duda de que cada día la situación es peor", señaló Mansur, que advirtió de que si Israel "continúa con sus actos de agresión, castigo colectivo y terrorismo de Estado" el conflicto llegará a un punto "en el que puede ser imposible estabilizarlo".

En la misiva, el embajador detalló varios de los episodios violentos de los últimos días y recordó que, según el Ministerio de Sanidad palestino, 30 palestinos han muerto a manos de las fuerzas israelíes en lo que va de mes.

También denunció la decisión de Israel de colocar nuevos controles y barreras en los barrios árabes y aseguró que se trata de una forma de "castigo colectivo" que viola la legislación internacional.

Mansur insistió especialmente al Consejo de Seguridad para que tome cartas en el asunto al considerar que la situación es "peligrosa" y constituye "claramente una amenaza para la paz y la seguridad internacionales".

"La comunidad internacional debe asegurar que se ofrece protección internacional a los palestinos para protegerles de más pérdidas y sufrimiento", subrayó.

La carta enviada hoy al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y a la presidencia de turno del Consejo de Seguridad, que ocupa actualmente España, sigue a otras similares remitidas por las autoridades palestinas en fechas recientes para advertir sobre la escalada de la tensión en Oriente Medio.