Santiago de Cuba. El Papa Francisco celebró esta mañana la última misa de su visita a Cuba, invitando a la revolución de la ternura y a ir en salida, como María, al servicio del prójimo.

"Generación tras generación, día tras día, estamos invitados a vivir la revolución de la ternura, a salir de casa", dijo el Pontífice, en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre. Francisco dedicó su homilía a María, l madre de Jesús, y la describió como modelo de servicio. En el templo, lleno a capacidad, estaban representantes las comunidades de las periferias y familias católicas que durante años han ofrecido sus hogares como "casas de misión".

"El alma del pueblo cubano fue forjada por dolores y sacrificios que no lograron apagar la fe", expresó el líder religioso. En la celebración estuvo el presidente cubano, Raúl Castro.

Francisco partió al mediodía a la capital de Estados Unidos, no sin antes convertirse en el primer pontífice romano en presidir una misa en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.

Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, dijo anoche que los obispos cubanos invitaron a la celebración litúrgica a las familias de las pequeñas comunidades sin templo de las periferias de las ciudades y a los religiosos misioneros que han sostenido a la Iglesia en la Isla.

Ante la imposibilidad de construir templos a través de sus 11 diócesis, los feligreses católicos establecieron las llamadas casas misión para poder practicar su fe. Según datos oficiales de la Iglesia, existen alrededor de dos mil 300 casas misión en Cuba. "Ellos son los protagonistas del trabajo pastoral", dijo Lombardi en la última rueda de prensa que se ofrecería en Cuba.

Luego de la misa, el líder religioso se trasladará a la Catedral de Santiago para un encuentro con familias, en anticipo de lo que será parte esencial de su viaje a Estados Unidos, el Encuentro Mundial de las Familias. Después de bendecir la ciudad de Santiago, saldrá al aeropuerto rumbo a Washington, D.C.

El presidente Barack Obama le recibirá en la Base de la Fuerza Aérea Andrews. Mañana habrá un acto oficial y encuentro privado con Obama en la Casa Blanca. Celebrará la misa de canonización del fraile franciscano, el español Junípero Serra, en el Santuario de la Inmaculada Concepción en la capital federal.