El Papa Francisco adelantó que en “México ¡ni tequila ni chile!”, al saludar a elementos del Estado Mayor Presidencial que preparan la seguridad del pontífice durante la visita que realizará al país latinoamericano.

La declaración del jerarca de la Iglesia católica contrasta con la respuesta de hace unas semanas cuando, a una invitación de un simpatizante, Francisco dijo que esperaba el famoso tequila para brindar.

“Será un viaje divertido”, bromeó el Papa al saludar a un grupo de guardias del Estado Mayor Presidencial de México que participó en la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro, para preparar la seguridad del Obispo de Roma durante su visita a territorio mexicano.

El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, confirmó  que el grupo estuvo conformado por un teniente coronel y otros agentes que han trabajado como enlaces con la Gendarmería Vaticana.

El grupo llegó a Roma a inicios de la semana pasada y volió a México, tras haber sostenido reuniones con diversas secciones de la Santa Sede.

En la plaza vaticana los agentes realizaron un reconocimiento técnico y observaron los movimientos de los guardaespaldas papales. Además pudieron advertir el tipo de seguridad prevista para los recorridos a bordo del papamóvil.

Estas reuniones forman parte de la última visita preparatoria de autoridades mexicanas al Vaticano antes de la gira papal prevista del 12 al 18 de febrero próximos.

Como parte de las acciones de preparación Alberto Gasbarri, responsable de los viajes apostólicos, estuvo dos veces en México y como respuesta representantes del gobierno de ese país acudieron a encuentros en la Santa Sede.

Lo mismo ocurrió con los encargados de las celebraciones litúrgicas y de la Gendarmería Vaticana, Guido Marini y Domenico Giani respectivamente, quienes pocas semanas atrás realizaron recorridos en las ciudades mexicanas que visitará Francisco.

“Seguimos empeñados en la realización del viaje, que para nosotros concluirá el día en que el Papa Francisco aterrice en Roma, el 18 de febrero próximo”, precisó el embajador Palacios Alcocer.