El papa Francisco nombró este sábado al como administrador apostólico de la iglesia de San Pedro de Macorís, al obispo emérito Rafael Leonidas Felipe Núñez, tras quedar libre ese puesto que estaba vacante por el traslado del recién nombrado arzobispo de Santo Domingo, Francisco Ozoria Acosta.

Mediante un decreto firmado por el prefecto y el secretario del Vaticano, Marcos Cardenal Ouellet e Ilson de Jesús Montanari, respectivamente, el santo padre concedió "los derechos, deberes y poderes, que corresponden a los obispos diocesanos, de acuerdo a las normas del derecho, tomando en cuenta lo que se dice en el número 244 del Directorio para el Ministerio Pastoral de los obispos, "Apostularum Successores".

"El sumo pontífice, Francisco, papa por Divina Providencia, por el presente decreto de la Congregación de los Obispos nombra y constituye como Administrador Apostólico "sede vacante" de la mencionada iglesia, hasta que el nuevo obispo tome posesión canónica de la sede, al excelentísimo señor Rafael Leónidas Felipe y Núñez", reza el documento.

Felipe Núñez nació en Villa Tapia, Diócesis de La Vega, el 12 de septiembre de 1938. Realizó sus estudios filosóficos y teológicos en el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, en Santo Domingo, y recibió la ordenación sacerdotal el 25 de marzo de 1965 e incardinándose en la Diócesis de Santiago.

Ha desempeñado los siguientes encargos pastorales de director espiritual del Seminario Menor San Pío X, (Licey, Santiago de los Caballeros); luego, Rector del mismo Seminario; Responsable de la Obra Vocacional Sacerdotal de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros; Animador Vocacional en la Diócesis de Mao-Montecristi.

Asimismo, director espiritual y sucesivamente Rector del Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino; Párroco de varias parroquias en Santiago de los Caballeros; Vicario para la Pastoral, Párroco de la parroquia Santa Ana, en la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros y Director Nacional de los Pontificias Obras Misioneras.

Designado segundo Obispo de Barahona por el Papa Juan Pablo II el 7 de diciembre del 1999. Recibió la ordenación episcopal el 22 de enero del año sucesivo, y el mismo día tomó posesión de su diócesis. EFE