Durante la misa celebrada en el Parque Bicentenario en Quito, Ecuador, el Papa Francisco utilizó una casulla con bordados indígenas, similar a la portada por Juan Pablo II hace 30 años.

Los accesorios de su vestimenta religiosa fueron confeccionados en la región de Azuay, en la ciudad de Cuenca, a 450 kilómetos de Quito, la capital del país. Entre ellos se encuentran la estola, casulla (vestidura que se pone sobre las demás prendas, símbolo de caridad) y mitra (prenda para la cabeza alta y puntada, señal de poder). 

Los símbolos que lleva Francisco en la casulla son: una azucena, que representa a Santa Marianita de Jesús, la primera sanrta ecuatoriana y el Corazón de Jesús, al que Ecuador está consagrado. En la espalida se aprecian una cruz y una hostia.

Cada una de las prendas estuvieron en exposición en la sala de exhibiciones del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, en Quito. Fueron elaboradas por artesanas azuayas y por las monjas del monasterio de las Carmelitas Descalzas.

Esta fue la casulla utilizada por Juan Pablo II en 1985, cuando visitó Ecuador.