El grupo Parlamentario para la Acción Global (PGA por sus siglas en inglés) ofreció su apoyo al anteproyecto de “ley general de igualdad y no discriminación, que someterá al Congreso Nacional el Consejo Nacional para el VIH y el Sida.

Mónica Adame, directora del programa de Género, Igualdad y Población de PGA, encabeza una misión que agota en Santo Domingo una agenda de trabajo, integrada por las diputadas Desirée de Sousa-Croes, de Aruba, y Jenny Álvarez, de Chile.

“Nos complace participar en esta importante discusión para apoyar, como mejor sea conveniente y apropiado, la difusión de este “anteproyecto de ley general de igualdad y no discriminación” para su discusión y revisión en el Congreso”, dijo Adame.

Afirmó que esa entidad impulsa la creación de un sistema internacional basado en el imperio de la ley, en busca de un mundo más equitativo, seguro y democrático.

“Favorecemos el respeto a la dignidad de todas las personas sin importar características individuales”, enfatizó. “Nuestra visión prioriza el diálogo entre parlamentarios y comunidades vulnerables y marginadas a fin de que se reconozcan y garanticen sus derechos en igualdad de circunstancias ante la ley”.

El director ejecutivo del Conavihsida, doctor Víctor Terrero, al valorar el apoyo del PGA, manifestó que la propuestas legislativa busca prevenir y eliminar las distintas formas de discriminación y exclusión social que se ejercen contra las personas en sentido general.

La iniciativa hace énfasis en las poblaciones en situación de vulnerabilidad, por la discriminación que sufren.