Los miembros fundadores del partido Opción Democrática (OD) interpusieron ayer una acción de amparo formal contra las resoluciones de la Junta Central Electoral (JCE), mediante las cuales fue rechazada la solicitud de reconocimiento de esta organización política.

De acuerdo con los dirigentes de esta organización, esas decisiones violentaron “arbitraria e ilícitamente” los derechos y principios de igualdad, seguridad jurídica y otros.

Opción Democrática exigió al Tribunal Superior Electoral (TSE), apoderado de la acción de amparo, que actúe en concordancia con su alta responsabilidad y garantice a los miembros de la agrupación política el derecho a la participación política, a la libre asociación de personas y el derecho a elegir y ser elegidos.

Los representantes de Opción Democrática aseguran que la JCE efectuó una aplicación diferenciada de la ley y su reglamento respecto a otras organizaciones políticas evaluadas y reconocidas.

Además “aplicaron nuevos criterios respecto a procesos previos de evaluación en el actual período electoral y no se aplicaron los precedentes establecidos por la JCE para la aprobación de partidos políticos y la interpretación del reglamento”.

Alegan que la JCE violó el derecho al debido proceso por la falta de motivos de las resoluciones, que afectan negativamente el ejercicio de derechos fundamentales y la aplicación retroactiva de nuevos criterios de interpretación. Aseguran, además, haber cumplido con todos los requisitos legales exigidos.

Opción Democrática fue fundado por la diputada expeledeísta Minou Tavarez Mirabal, quien aspira a la Presidencia en la boleta de la Alianza por la Democracia (APD).