Fue un día especial para algunos pasajeros que tomaban el Metro y para una perrita que tuvo a sus cachorros en el tren donde viajaban.