Si el Estado decide bajar los impuestos a los pasajeros del área del Caribe, probablemente dejará de percibir una determinada cantidad de recursos, pero la medida impulsará un mayor número de pasajeros y turistas que ingresarán al país, cuyos gastos superarán con creces los montos de los gravámenes.
Ese postulado lo sostiene Alexander Barrios, director de Asuntos Corporativos de la aerolínea Pawa Dominicana,  quien aboga por la creación de un impuesto único a los países del Caribe con el objetivo de incrementar el flujo de pasajero.  

“Si tú buscas un boleto de cualquier compañía, te podrás dar cuenta que, a veces, el impuesto supera el costo del vuelo. Es mucho lo que se paga en impuesto y tasa aeroportuaria”, sostiene Barrios.  Aunque resalta que a medida que ha aumentado la operación, el apoyo del Estado a Pawa ha crecido, al punto que “ya nos ven como una marca país”.

Aunque comprende que los altos impuestos no son un asunto exclusivo de República Dominicana, sino un tema regional, entiende que una reducción en las proporciones impulsaría el turismo. “Estamos convencidos porque tenemos estudios e investigaciones que lo confirman”.

Barrios entiende que este es un tema para sentarse a discutir. “A medida que vean el impacto socioeconómico de Pawa, el Estado irá accediendo”.

En la actualidad, la está en conversación con las autoridades de las islas donde opera para que todas se vean beneficiadas, de modo que haya un impuesto único en el Caribe.

Logros en primer año.

Recientemente, Pawa –acrónimo de Pan American World Airways- celebró por todo lo alto su primer aniversario con números impresionantes: 41,000 pasajeros en más de 800 vuelos, cifra que llegará a los 116,000 pasajeros a final del 2016; un aporte al fisco de US$11.2 millones en 2015 y, para finalizar el 2016, estima gastar alrededor de US$31 millones en compras y contrataciones al Estado, como adquisición de vehículos, piezas, servicios y pagos en el aeropuerto; De empezar con 90 empleados, cerrarán este año con 320 empleos directos y 1,280 indirectos.

Tienen ocho aviones MD 80 Series, con capacidad para 160 asientos, los cuales son eficientes para las rutas que cubren, estima Barrios. Además, tienen una capacidad moderada para las cargas.

Pawa  empezó a operar en 2002 sin frutos y muchos contratiempos. Pero en 2012, el Grupo Condor, dueño de varias aerolíneas en América Latina, obtuvo el 100% de las acciones y desde entonces a la fecha, ha ido en crecimiento. Empezó sus operaciones con una inversión de US15 millones, monto que al finalizar este año rondaría los US$50 millones.

La clave de su crecimiento, según Barrios, está basada en la calidad del servicio. Cita su nivel de puntualidad, que está en un 93%. “Nosotros mismos nos sorprendimos en el mes de julio, cuando una de las empresas más importantes que tiene que ver con itinerario de vuelo a nivel mundial, la empresa británica OAG, nos calificó como la aerolínea más puntual de Latinoamérica”.

Otro de los logros alcanzados, cita Barrios,  es el de  llegar a siete destinos, después de haber arrancado hace un año con solo tres. “Iniciamos la operación con Aruba, San Martín y Curazao, y ya hoy día, estamos llegando también a Puerto Príncipe, en Haití , Antigua y Barbuda y La Habana, Cuba, y a Caracas, en Venezuela”.

También, el 3 de octubre de este año, hará el vuelo inaugurar a la ciudad de San Juan, Puerto Rico, ruta esperada por los dominicanos por la importancia en términos de relaciones económicas, de negocio e histórica. En adición, en noviembre, tendrá ya vuelos hacia Miami, Estados Unidos, para un total de nueve ciudades.

Personal dominicano.

El el 92% del personal de Pawa es dominicano. “En nuestra casa matriz hemos conseguido muy buen talento. Gente que viene de las Fuerzas Aéreas, de las academias. Hemos hecho acuerdo para captar el mejor personal, y la verdad es que estamos contento con el personal que tenemos. Está la tripulación de cabina, mecánicos,  gente del mantenimiento, personal que trabaja en las rampas”, expresa el ejecutivo en su diálogo con MetroRD.

Operación y problemas de conexión.  

Ante los problemas de conexión que tienen las islas del Caribe, pese a su cercanía geográfica, la aerolínea tiene 14 vuelos por días de operación: lunes, miércoles y domingo. Viajan con una frecuencia al día con un vuelo de ida y uno de regreso. Los aviones que vienen de los países llegan a una misma hora a Santo Domingo y en corto tiempo salen a sus destinos.

“Esto sirve para darles opciones de conectividad a los pasajeros. Es decir, alguien que tomó un vuelo en Curazao a las 8:00 de la mañana llega a Santo Domingo a las 9:00 y a las 10:00 está viajando  hacia La Habana. Lo mismo pasa en la tarde: llegan los aviones a las 5:00 y vuelven a salir a las 6:00”, manifiesta.   

Resalta, sin embargo, que todavía hay islas del Caribe que no tienen conexiones directas, sino que sus viajeros tienen que ir a Panamá o a Miami, Florida.

“El plan es incorporar tantas rutas como podamos o abarcar entre  diez o 12 destinos en el Caribe. Está en planes abarcar a Puerto España, en Trinidad y Tobago, y  Kingston, en Jamaica.  

“Iniciamos la operación con Aruba, San Martín y Curazao y hoy estamos llegando también a Puerto Príncipe, en Haití, Antigua y Barbuda y La Habana, Cuba, y a Caracas, en Venezuela. ”

Sostiene que están terminando una negociación para traer seis aviones, modelos CRJ 200, con capacidad de 50 asientos para la conexión entre todas esas islas y alimentar los vuelos con escala en Santo Domingo.

Barrios expresa que no hay una fecha definida, pero está en proyecto iniciar vuelos hacia y desde Nueva York.  “Ya cumplimos los requisitos con las autoridades norteamericanas, como transporte, seguridad y migración.”

En adición a estos esfuerzos por incrementar la conectividad en el Caribe, Pawa hizo una alianza con la empresa Las Américas Cargo, que se encarga de la logística de carga. Suman alrededor de 2,500 o 3,000 kilogramos de carga en cada vuelo.

Cifra

50 MM. De dólares han aportado al Estado en compras y servicios en el primer año de operación