En el marco de la celebración de su XXIII aniversario, Participación Ciudadana, Movimiento Cívico no Partidista, entregará  por séptima ocasión el  Reconocimiento a la Integridad y Lucha contra la Corrupción.

Este año el premio será otorgado a la presidenta de la Cámara Penal y Segunda Sustituta del Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito, por su ejemplar  entereza y ética en 42 años de desempeño en el sistema de justicia,  por su credibilidad como jueza ganando la confianza ciudadana, por respetar los principios de independencia, imparcialidad, transparencia, eficiencia, eficacia, equidad, una mujer llena de principios, virtudes y valores éticos.

La entrega  se llevará a cabo este jueves 1ro de diciembre, a las 6:00 P.M. en el Salón Samaná del Hotel Sheraton.

El  reconocimiento fue creado por el movimiento cívico no partidista, Capítulo Nacional de Transparencia Internacional,  por la necesidad de estimular a las personas que dedican esfuerzos extraordinarios a luchar por la transparencia en la gestión pública, la correcta administración de los recursos públicos y  el combate a las diferentes manifestaciones de corrupción.

El reconocimiento tiene además el objetivo de presentar a los ciudadanos y ciudadanas modelos positivos de conducta a ser emuladas y resaltar las virtudes ciudadanas que predicaron los fundadores y héroes de la República y que promueve Participación Ciudadana.

Participación Ciudadana  ha entregado Reconocimientos a la Integridad y la lucha contra la Corrupción al Magistrado Procurador German Miranda Villalona, el Ingeniero Roque Napoleón Muñoz y los periodistas  Nuria Piera Luis Eduardo-Huchi- Lora Iglesias, Alicia Ortega y  Fausto Rosario.

Breve biografía de la jueza Miriam Germán Brito

Mirian Germán Brito es desde el 2012 la jueza presidenta de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia y segunda suplente del presidente.

Germán Brito se graduó de abogada en 1972 en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, fue docente académica por más de 10 años, impartió la materia de Derecho Procesal Penal y Derecho Penal Especial. Lleva en sus hombros el mérito de ser  la primera mujer Vice-Decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

En 1974 fue nombrada fiscalizadora del juzgado de paz de Santiago, pero la historia relata que nació para ser jueza, ese mismo año fue designada Jueza de Paz de la 2da Circunscripción de la Provincia Santiago, luego en Salcedo, posteriormente en Moca y en 1978 fue trasladada al Distrito Judicial de Espaillat pero como Jueza de Instrucción.

De 1979 a 1985 puso una pausa a la carrera judicial que desarrollaba al norte del país y se trasladó hasta Santo Domingo, desde entonces y hasta el 2012, hizo vida profesional en el Distrito Nacional, primero como abogada ayudante del Procurador Fiscal; Pero como la historia reza que nació para ser jueza, a finales de 1986  fue designada Presidenta de la Primera Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia, luego Presidenta de la Primera Sala de la Corte de Apelación,  posteriormente presidenta de la  Segunda Sala de la Corte de Apelación, finalmente  presidenta de la Cámara Penal de la Corte de Apelación .

El pasado mes de abril la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial le entrego el  V Premio al Mérito Judicial. Para ese entonces, el Consejo Nacional de Participación Ciudadana remitió una comunicación apoyando dicha propuesta.

Esos mismos valores, su ejercicio con ética, su desempeño como jueza  y el combate implacable a la corrupción, son los que hacen posible que ahora Participación  Ciudadana, Capitulo Nacional de Transparencia Internacional,  con motivo del Día Internacional Contra la Corrupción establecido por Naciones Unidas, la reconozca con el premio a la integridad y lucha contra la corrupción.