Con calurosos aplausos, como si se tratase de una fiesta de fin de año, fue reciba la noticia de Pedro Vergés como nuevo Ministro de Cultura. El intelectual -condición reconocida a unanimidad en la sociedad dominicana-  se desempeñaba como representante permanente de República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tras su nombramiento se encontraba en Washington, y de seguro la noticia fue bien recibida, aunque en sus cuentas de redes sociales no fue registrada ninguna reacción, ya que éstas ni existentes son.

Este escritor, profesor y diplomático, que estudió filología en la Universidad de Zaragoza, España, ha de trabajar fuertemente en el área de la literatura dominicana.

Para muchos, es considerado de la élite nacional y esperamos eso se vea reflejado, positivamente, en las letras y que éstas tengan el debido impulso en la isla. Su faceta creativa ha quedado registrada con las publicaciones de los libros de poesía “Juegos reunidos” (1971) y “Durante los inviernos”.

Si bien es cierto que cada Ministro trabaja en su área de fortaleza, Vergés se ha destacado por su pensamiento trascendental, su gran facilidad para la creación poética (co-fundó la revista Hora de Poesía) y su capacidad de gestor y gerente han quedado evidenciadas en su cargo de director en Santo Domingo del Instituto de Cultura Hispánica.

En 2011 captó la opinión pública tras las observaciones de que la población dominicana ha entrado en un proceso de “despersonalización de lo nacional”, en el que sus hombres y mujeres han pasado de ciudadanos absolutos a ciudadanos relativos, con una pobre valoración de su nacionalidad. 

En ese momento  argumentó que el país ha sido afectado negativamente en cuanto sus valores nacionales por el fenómeno de la globalización.

Hemos de esperar que estas opiniones sigan y, que a su vez, sean tomadas en cuenta en su mandato para el rescate cultural del pueblo.

Admirador de Danilo

El autor de la conocida novela Sólo Cenizas Hallarás, publicado en el 1981 (Bolero) ha calificado en reiteradas ocasiones a Danilo Medina como un hombre decente que se ha interesado en la educación y los proyectos culturales como parte del desarrollo económico del país.

Una vida alrededor del mundo

Su trayectoria profesional lo han llevado a recorrer el mundo y entre 1996 y 2000 fue embajador de República Dominicana en Madrid, España, y en la República Federal de Alemania, desde 2005 hasta 2009.

Desde el 2009 al 2013 ocupó el cargo de embajador en la misión de Japón y hasta ayer fue representante permanente de la República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA). En esas funciones, se le vio en julio de 2015 en el Consejo Permanente de la OEA enfrentarse de forma beligerante al canciller haitiano, Lener Renauld, cuando Haití protestaba por los resultados del proceso de regularización de inmigrantes.

¿Qué se espera del nuevo Ministro de Cultura?

Después de un período de fuertes críticas con el anterior Ministro, el cantautor José Antonio Rodríguez, por su gestión y supuesto mal manejo de activos, el nuevo rol de Vergés llega en un momento activo, culturalmente hablando.

A su llegada a Santo Domingo se enfrentará al seguimiento de más de 350 proyectos culturales que se ejecutan a nivel nacional, luego de que este programa fue iniciado en 2013.

Además, le espera la Feria del Libro que se ha movido para septiembre (mes entrante), luego de varios cambios de fecha. Así como el emergente mundo del cine criollo, la crisis musical y la exigencia de la ley de teatro.