¿Cuál sería la repercusión en la economía dominicana, de aplicarse este aumento en el ITBIS?

Por diversos factores se ha operado una escalada alcista en los últimos meses del año, y eso afectó la economía de las familias y de las Mipymes.

Si abriendo el año se aplica el aumento del ITBIS previsto en la ley, con seguridad retroalimentará esa tendencia, y como son productos de consumo masivo, va a erosionar más la situación difícil de las clases medias y populares.

El Gobierno percibió buenos ingresos por concepto del ITBIS, y no debe forzar la rosca. Además, no perdería mucho si atiende a esta solicitud.

¿Usted ha realizado mediciones sobre la forma y/o magnitud en que sería impactada la sociedad con el aumento del ITBIS y por consiguiente de varios productos de la canasta familiar?

No hemos hecho estudios todavía, pero estamos en contacto con muchos consumidores y comerciantes, y con especialistas en tributación.

En una economía como la nuestra, donde los mecanismos de formación de los precios no son muy racionales y transparentes, donde hay fuertes tendencias rentistas, los estudios no son muy eficaces en las predicciones.

¿Hay alguna forma de deshacer o aplazar la entrada en vigencia de esta medida, tomando en cuenta que ya está incluida en el Presupuesto Nacional de 2016?

La única forma es modificando la ley y, siendo realista, el que ahora tiene el poder de hacerlo es el presidente (Danilo) Medina.

Pero creo que esta discusión no se estaría planteando si los actores dominantes hubieran pactado una reforma tributaria y del gasto público integral, como se prometió, junto con la también prioritaria reforma de mercados estratégicos para la promoción de la competencia y/o mejor regulación de servicios públicos.

Como candidato presidencial de la FNP, ¿piensa emprender alguna acción para hacer que se deshaga este impuesto?

Formular ese reclamo era mi deber, creo que canalizó la inquietud de muchos sectores que además aspiran a mayor equidad y transparencia tributaria.

No descartamos presentar un proyecto de ley, pero pensamos que nuestro mejor aporte es impulsar una propuesta integral.

Siempre hemos sostenido que si bien la presión tributaria es formalmente baja, la carga real que pesa sobre las familias y las empresas es muy alta, y la tasa de retorno o satisfacción del contribuyente deja mucho que desear, si la medimos por la calidad y orientación del gasto público.

¿Ha pensado presentar la propuesta de aplazar o deshacer la entrada en vigencia del gravamen, a través del Diputado Vinicio Castillo Semán, en instancias o instituciones del Gobierno?

Si finalmente decidimos formular la propuesta, lo haríamos por nuestra representación legislativa, que es el diputado Vinicio Castillo. Pero lo viable y expedito sería que lo hiciera el presidente Medina.

Pronto vamos a presentar la propuesta concreta y novedosa sobre la visión tributaria del Polo Soberano y la FNP.