El presidente del Consejo Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael Pepe Abreu, indicó hoy que en las conversaciones sobre el Pacto Eléctrico se ha producido una "especie de tranque" después de que los representantes del sector empresarial plantearan un incremento de la tarifa técnica de un 160 por ciento.

En una entrevista en el programa D'AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, Abreu, además, llamó a la "sensatez" a los dirigentes del Colegio Médico Dominicano (CMD), y les instó a que regresen a la mesa del dialogo con el gobierno, como única vía de buscarle una solución a sus reivindicaciones.

En relación al Pacto Eléctrico subrayó que los planteamientos hechos por el empresariado en medio de las conversaciones sobre el Pacto eléctrico, son "inadecuados" y "peregrinos" que solo afectarán a la clase media y a los extractos de menos ingresos de la población.

"De manera que hay cierto pesimismo de que el Pacto Eléctrico se pueda firmar antes del 16 de este mes, porque ya eso es este martes, y lógicamente con esa postura tal cosa no es posible", dijo Abreu.

En relación a las reivindicaciones del CMD, el presidente del Consejo Nacional de la Unidad Sindical defendió el acuerdo al que llegaron el pasado viernes, 13 organizaciones gremiales del sector salud con las autoridades a la vez que rechazó que los dirigentes de esas entidades se hayan vendido al gobierno.

Explicó que esos gremios actuaron "correctamente" ya que su lucha era por un pliego de reivindicaciones entre que las que se encontraban aumento salarial y pensiones para miles de servidores del sector salud.

"Lo que pasa es que cuando tu vas a una negociación de ese tipo, tu llevas una serie de puntos, y si tu logras que cuando a una gente lo van a pensionar te incluyan el sueldo más los incentivos y lo pongan juntos, lógicamente eso es algo histórico, una pensión privilegiada en un país donde hay pocas pensiones, si logra seguro médico, y que el personal que está contratado te lo nombren, bajo esas condiciones hay que buscar un acuerdo", opinó Abreu.

"Siempre hay una contraparte, o es el gobierno o los empresarios, pero yo no puedo plantear que voy a ir a una negociación con los empresarios y voy a ir a un todo o nada, porque ellos de allá para acá plantearán posiciones y hay que oirlos, porque en lo único que no se cede son en las posiciones de principios", precisó.

Abreu agregó que en esta oportunidad el gobierno no ha ido a imponer nada, y que inclusive ha cedido en algunos puntos que hace más de 30 años esos gremios estaban demandando.

"Llamamos y apelamos a la sensatez de la dirección del Colegio Médico para que vea si esto es conveniente, porque hay que recordarles a ellos que la gente se acostumbra hasta a esos paros, y lo que hacen es que no van a los hospitales cuando hay huelga, y cuando los mismos concluyen, entonces regresan a sus citas", dijo Abreu.