El ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, dijo hoy que la ciudadanía puede estar "tranquila" porque el caso de presunta corrupción en la Oficina de Ingenieros Supervisores del Estado (Oisoe) está en manos de la Justicia.

"Los obispos y toda la sociedad pueden estar tranquilos porque (el caso) está en manos de la Justicia", subrayó Peralta en declaraciones a periodistas.

Asimismo, aseguró que la puerta de la Oisoe "está abierta para que se indague" y que así lo dispuso su director, Francisco Pagán, a quien describió como "un hombre serio, transparente y responsable", que representa "un lujo" para cualquier gobierno.

Por los supuestos actos de corrupción en la Oisoe se encuentran detenidos el exdirector de edificaciones escolares de la institución Alejandro Isidoro de los Santos y Yoel Soriano Fabián, quien se desempeña como supervisor de obras.

Asimismo, Rafael Pérez Alejo, quien se identificaba como asistente personal de de los Santos.

Tantos de los Santos como Soriano Fabián figuran en dos notas que escribió el arquitecto David Rodríguez García antes de suicidarse de un disparo en un baño de Oisoe, el viernes pasado.

En esas cortas misivas el arquitecto suicida acusa a De los Santos y Soriano Fabián de "ladrones" y de que estos lo estaban presionando para "quedarse con todo".

Según los informes, el arquitecto se quitó la vida debido a las deudas que había incurrido para terminar la remodelación de una escuela que había ganado por sorteo y por la presión de los acusados, quienes supuestamente lo extorsionaban.