El Ministerio de Defensa dio a conocer que el general retirado Rafael Percival Peña no sufrió un ataque al corazón, como se rumoreó en círculos de prensa, sino que su dolencia consistió en dolor torácico y dificultad para respirar, lo que motivó su internamiento en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas. 

El organismo dijo que el parte médico oficial del cuadro de alud del exmilitar, determinar que su diagnóstico es osteocondritis hipertensión arterial y diabetes tipo 2 controlada.

Ese cuadro, agregó Defensa en un breve comunicado, determinará la permanencia de Percival en el hospital por las próximas 24 horas para fines de observación, principalmente por su condición de diabético.

Percival Peña fue ingresado cerca de las cuatro de la tarde de ayer al hospital militar luego de sufrir un dolor en el tórax y dificultad respiratoria.

Su salud se deterioró tras salir de la Dirección General de Migración donde se le confirmó que tiene impedimento de salida del país.

El exgeneral está en el centro de la atención pública desde que su hijo, el extenietne del Ejército John Percival Matos, fue muerto por la Policía Nacional en un tiroteo ocurrido en un motel de Bonao, tras una persecución de varios días por su implicación en varios asaltos cometidos el año pasado en el país.