Después de un largo juicio, un tribunal egipcio condenó a tres periodistas de la cadena de televisión Al Jazeera, a tres años de prisión.

Se trata de el canadiense Mohamed Fahmy y el egipcio Baher Mohamed, que estuvieron presentes durante la sentencia. Además de el periodista australiano Peter Greste, deportado en febrero de este año, que fue condenado en ausencia.

Se les acusa de ayudar a un grupo terrorista, relacionada con la Hermandad Musulmana, que fue prohibida en Egipto, después de que el presidente Mohamed Morsy, fuera derrocado por el ejército en 2013.

El director general de Al Jazeera, Mostefa Souag, aseguró que la sentencia es injusta.El veredicto de hoy es otro ataque deliberado contra la libertad de prensa es un día negro para la justicia egipcia”, declaró.

Los tres periodistas habían sido condenados por cargos que incluían conspiración con la Hermandad, la difusión de noticias falsas y poner en peligro al país. Tras una apelación en enero fueron liberados bajo fianza y con un nuevo juicio, informó la cadena estadounidense "CNN".