Un refugiado sirio que fue atacado por una camarógrafa húngara logró conseguir el permiso de residencia en España, en menos tiempo de lo normal.

Ossamah Al Abed Almohsen llegó al país europeo el 16 de septiembre junto a sus dos hijos Mohamad y Zeid, luego de un largo viaje para huir de la guerra en Siria, cambiándole la vida en muy poco tiempo.

De acuerdo con el periódico español “El Mundo” para que un refugiado obtenga el permiso de residencia el proceso dura al menos un año sin embargo, el de Al Abed se consiguió en una semana.

Su historia dio la vuelta al mundo luego que en un video se diera a conocer como la periodista húngara Petra Lászlo, lo atacó mientras huía de las autoridades Röszke, frontera entre Hungría y Serbia.

En España, Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores le ofreció trabajo como entrenador, mismo que tenía en su país de origen.