Este perro golden retriever tiene la reacción más adorable cuando su dueño decide sorprenderlo vestido como su peluche favorito.