Un argentino fue condenado a prisión debido a que su perro de raza pitbull mordió y mató a un niño de dos años.

Horacio Fernando González, de 49 años, fue condenado a ocho años de cárcel, luego de que el Tribunal Oral Criminal N° 4 de La Plata, Buenos Aires, lo hallara culpable del delito de homicidio.

El ataque ocurrió el 29 de mayo de 2014 cuando González ató al volante de un automóvil abandonado a su perro, sin bozal ni un anuncio de precaución.

En ese momento Santiago Veer -la víctima- jugaba con otros chicos y, al acercarse al auto, resultó atacado por el pitbull, el cual le mordió su cara y cuello causando heridas graves que momentos después le produjeron la muerte.

Gabriela Edith Pacheco, mamá del niño, declaró durante el juicio que ella vio cuando su hijo estaba en brazos de González llenó de sangre.

Luego de lo sucedido el acusado sacrificó al perro. Sin embargo, sus vecinos decidieron incendiar la casa de González, por lo que tuvo que mudarse.