El presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD), Persio Maldonado, lamentó de que en el país se esté llegando al extremo de que los medios publiquen lo que los gobiernos quieren, debido a que no se exponen a que los periodistas le pregunten.

El ejecutivo dijo, en nota de prensa divulgada hoy por el periodista Héctor Herrera Cabral, que esa es la nueva tendencia de los gobiernos democráticos, contrario a regímenes conservadores como el del presidente Joaquín Balaguer, que aunque era una persona arisca con los medios, cada semana permitía que la prensa le hiciera cinco o seis preguntas, dentro de ellas la que el periodista quisiera.

Maldonado agregó que en oposición a lo que sucedía en esa época, hoy no se puede hacer eso porque el actual presidente de la República, Danilo Medina, no se expone a que los medios le cuestionen sobre diversos aspectos de la vida nacional.

El también presidente y director de El Nuevo Diario lamentó que el Gobierno se limite a fijar una posición en Twiter, donde en apenas 140 caracteres los medios tienen que servirse sin la oportunidad de hacer preguntas sobre ese particular.

Explicó que lamentablemente hay una resistencia a ese contacto, algo que resulta inexplicable porque si es un presidente que lo quiere hacer bien, lo único que pueden hacer los medios es dimensionar esas buenas iniciativas.

"Hoy yo no puedo preguntarle al presidente, el presidente no se expone a que los medios periódicamente le digan: presidente no es solo lo que usted quiera decir del Gobierno, nosotros queremos como periodistas saber sobre este tema, sobre aquel o sobre el otro", afirmó el experimentado comunicador.

"Yo pienso que hemos ido 'involucionando' desde el punto de vista de la libertad, porque es verdad; podemos decir un poco de todo, pero usted no me deja preguntarle, a menos que a alguien se le ocurra hacer alguna pregunta de tipo personal, a lo que el funcionario público no está obligado a contestar", precisó Persio Maldonado.

Recordó que los medios son los mejores aliados para un Gobierno que lo quiere hacer bien, porque muchos escándalos que les explotan a los gobiernos no se presentaran si en algún momento esas preguntas advierten a una administración de determinadas situaciones.

En otro orden, dijo que el narcotráfico, el poder político y el poder económico siguen siendo los grandes desafíos del ejercicio libre de la profesión, porque todos, a su manera, quieren una prensa que sea manejable hacia los intereses que representan.

Maldonado también insistió en que el Congreso Nacional adecúe la legislación en materia de prensa a lo que establece la Constitución de la República, porque a esa altura de juego en el país no se debería estar hablando de penalización del delito de palabras.

A su juicio, los gobiernos democráticos tienen que reflexionar sobre el valor de los medios de comunicación y de la libertad de prensa, porque si no al final todos los medios van a caer en las manos de quien tiene la posibilidad de mantenerlos.

"La concentración es una consecuencia de la situación económica, y si tú te pones a ver en el caso dominicano, desapareció El Sol, La Noticia, El Siglo, Última Hora y La Nación, entre otros medios; su desaparición estuvo precedida de una crisis económica", acotó.

Explicó que en el caso de Listín Diario, fue cambiando de manos como consecuencia de la crisis económica y en su momento lo salvó el grupo Baninter, "y cuando colapsó ese grupo colapsó el periódico, por lo tanto se le tuvo que buscar una solución económica a dicho medio, y por lo tanto hay una cosa que está relacionada con la otra, crisis económica con concentración de medios".