El excandidato presidencial Luis Abinader resaltó desde Lawrence, Massachusetts, el valor del amplio consenso social que se ha formado en el país alrededor de la aspiración de elegir directivos imparciales en la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) atribuyó ese consenso a que unos organismos independientes resultan esenciales para restaurar la institucionalidad democrática en el país.

“Hoy por hoy la falta de institucionalidad y el endeudamiento desenfrenado son las principales amenazas a la gobernabilidad democrática del país, y justo por eso es que estamos luchando por la elección de autoridades electorales imparciales, porque la institucionalidad democrática nace de elecciones libres, justas y transparentes”, precisó el líder político y economista.

Abinader consideró muy valioso el respaldo ofrecido la pasada semana por la Conferencia del Episcopado a la elección de directivos electorales imparciales, como reclaman los partidos de oposición, la sociedad civil y el liderazgo empresarial, que lidera la Iniciativa por la Institucionalidad Democrática.

Abinader habló en el local del PRM en Lawrence, en un encuentro organizado por la seccional de Massachusetts. Según una nota del partido, el excandidato presidencial agradeció el apoyo que recibió en las pasadas elecciones, analizó la situación del país y escuchó intervenciones de representantes de la comunidad dominicana.

El dirigente participa en un seminario en ese estado norteamericano y aprovechó para sostener la reunión con la dirigencia perremeísta.

Endeudamiento desbordado

Abinader expuso que además de la debilidad institucional el otro gran problema que afecta a la República Dominicana es el endeudamiento desbordado en que han incurrido los gobiernos del PLD, que han llegado al extremo de que más de un 22% de los ingresos tienen que ser destinados al pago de intereses de la deuda pública.

Especificó que en sus cuatro años de gobierno el presidente Danilo Medina desplazó al ex presidente Leonel Fernández, quien “ostentaba el título de campeón del endeudamiento imprudente”.

Expuso que en ese y otros aspectos el modelo de gobierno del PLD ha fracasado, como demuestran graves carencias que padece el pueblo, como son la inseguridad ciudadana, ausencia de calidad en la educación y la salud pública, la falta de un sistema efectivo de seguridad social, carencia de agua potable en los hogares y la inexistencia de una adecuada estrategia para encarar la crisis energética
Abinader concluyó asegurando que trabaja por un nuevo país, “en el que gobernantes y gobernados unamos propósitos y esfuerzos para avanzar y superar de manera efectiva el atraso y las deficiencias que afectan a nuestro pueblo”.

“Medina es responsable”

En el país, el PRM reiteró ayer que la posibilidad de que se conforme una JCE y un TSE  como bases para la recuperación de la destruida confianza en el sistema democrático del país, se inicia cuando el presidente de la República, Danilo Medina, exprese su liderazgo, tanto en la nación como el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en favor de que el Senado escoja los nuevos miembros de dichos órganos a partir del consenso logrado en el diálogo convocado por él a través del monseñor Agripino Núñez Collado.

En una declaración, firmada por su presidente y secretario general, Andrés Bautista y Jesús Vásquez, respectivamente, el PRM reitera que el primer mandatario, eliminando la doble agenda de su partido en el Congreso Nacional, es quien tiene la decisión del reinicio de las conversaciones conducidas por Núñez Collado en procura del consenso por un sistema electoral institucionalmente fuerte.

El PRM y otros partidos de oposición se retiraron de las conversaciones sobre las reformas electorales.