Un grupo de 138 arquitectos y profesionales diversos y 14 presidentes de juntas de vecinos de la Zona Colonial retomaron este mes la lucha por detener los planes de construcción de una nueva estructura sobre las Ruinas de San Francisco, en el entendido de que se trata de un grave error que alteraría en su escencia una riqueza histórico cultural del país.

El colectivo reaccionó al “renovado interés” del Ministerio de Turismo de levantar allí el Centro de Eventos Ruinas de San Francisco”, que ha sido objeto de múltiples críticas.

El pasado 14 de junio un grupo de residentes de la Ciudad Colonial envió una carta al presidente Danilo Medina, a quien pedía que evalúe el proyecto de restauración, por considerar que la idea de este cambiaría la esencia y el concepto histórico de estas ruinas.

El Arquitecto Omar Rancier, uno de los principales oponentes, manifestó ayer a Metro que su preocupación radica en que a la fecha no tienen respuestas de su pedido al Gobierno. “No estamos planteando que no se haga el proyecto, sino que se revise el proyecto, porque en términos de las normas internacionales de restauración ese plan le hace daño a las ruinas, las minimiza y es problemático”, destacó Rancier.

Dijo que a pesar de que el proyecto de modernización está detenido por unos procesos de arqueología que se hacen en el lugar, el Ministerio de Turismo no ha dicho que abandonó los planes.

“En la zona solo se están haciendo hasta el momento estudios arqueológicos previos a cualquier intervención, aunque no ven arquitectos trabajando en el lugar”, indicó.

Rancier insistió en que no hay rechazo a remozar el lugar sino a la “intervención agresiva” de la estructura, planteada en el proyecto.

La Junta de Vecinos de la Ciudad Colonial planteó en la carta que apelan a las autoridades para que no se comience a hacer un proyecto que no tiene el apoyo de las instancias técnicas, internacionales.

“No tenemos pensado hacer ninguna movilización, ni manifestaciones, lo único que queremos es que este proyecto se ponga en la opinión pública para que se tenga el conocimiento de que hay un grupo de ciudadanos que está objetando el proyecto tal y como está planteado”, puntualizó Omar Rancier.

Recalcó estar a la espera de una respuesta de las autoridades a su petición de revisar el proyecto de modernización de las Ruinas de San Francisco.