Los retrasos en los pagos, la burocracia, la exigencia de impuestos por adelantado y de documentaciones adicionales son algunos de los principales obstáculos que impiden que las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) participen en las licitaciones públicas en igualdad de condiciones con respecto a las grandes.

Así lo afirmaron Issaachart Burgos, presidente de la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme) y Adrián Guzmán, miembro del Consejo Directivo de la Red Dominicana de Microfinanzas (Redomif) y vicepresidente del Segmento Microfinanzas del Banco BHD-León, al participar en el IV Foro de Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Durante el panel de expertos, que también estuvo integrado por la directora de Contrataciones Públicas, Yokasta Guzmán, y por la investigadora y directora del Fondo para el Financiamiento de la Microempresa (Fondomicro), Marina Ortiz, el presidente de Codopyme dijo que otras retrancas que enfrentan las MIPYMES en las convocatorias son la exigencia de pagos adelantados de ITBIS y anticipo, que afirmó las descapitaliza, y la solicitud documentos “que son simplemente para ponerla difícil”, puntualizó.

En su exposición, Burgos puso como ejemplo que una institución del Estado solicitó calificación económica y certificados financieros a las empresas participantes en una licitación abierta para la compra de 500 botas.

Al exponer sobre el tema, Adrián Guzmán del Consejo directivo de REDOMIF, insistió en que al modelo de pago a suplidores le falta certeza. “Las empresas que participan en compras del Estado lo que necesitan es que se les ofrezca seguridad y una fecha de pago cierta”, dijo.  Indicó que existen empresas privadas que realizan pagos con más tardanza que el Estado, pero ofrecen una fecha exacta para hacerlos efectivos, que ellos cumplen.

“Ausencia de una cultura de asociatividad”

En respuesta, la directora de Contrataciones Públicas atribuyó los retrasos en los pagos a suplidores del Estado a la fuerte presión que consideró afecta a la administración pública debido a que los subsistemas de Compras, Planificación e Inversión Pública y de Presupuesto se han estado desarrollando simultáneamente.

Adelantó que la propuesta que se evalúa es la que utiliza la administración pública de Estados Unidos, que consiste en fijar una fecha de pago a suplidores y, si el Estado no cumple, entonces se hace responsable del interés correspondiente.

Esa medida permitiría cuantificar la burocracia de la administración pública  en el país, y a la vez presionar al sistema para que busque una solución para hacer los pagos sin retrasos.

Al participar del panel, que se realizó en la Sala Julio Ravelo de la Fuente de la Biblioteca del INTEC, la investigadora Marina Ortiz expresó que una de las grandes tareas de las MIPYMES es la ausencia de una cultura de asociatividad que impide a las MIPYMES atender demandas a gran escala, y por consiguiente, tener acceso a una mayor cantidad de recursos.

El Foro de Negocios es una iniciativa del Área de Negocios del INTEC que se constituye en un espacio abierto para la discusión de temas de contenido económico, social o de interés para la academia, los emprendedores, las organizaciones no gubernamentales y los políticos. Su objetivo es analizar temas de actualidad que impactan a la economía nacional.

Estudio Análisis políticas compras públicas en MIPYMES

Las discusiones de los panelistas giraron en torno a los resultados del estudio “Análisis de la política de compras públicas en las MIPYMES de República Dominicana” del economista y profesor investigador del INTEC Jaime Aristy Escuder, quien hizo una presentación antes de las discusiones.

Algunos de los principales avances de la investigación indican que las compras públicas aumentaron en un 12.9 % la eficiencia y productividad de los beneficiarios, y que las iniciativas aplicadas en los últimos cuatro años han favorecido la participación de las mujeres en las convocatorias, pues el promedio mensual de contratación de mujeres propietarias de MIPYMES subió de 287 en 2013 a 551 en 2015.