El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), Manolo Pichardo, advirtió que el sistema de partidos está al borde del colapso.

Durante la conferencia "Juventud y Política en el Siglo XXI" que dictó este fin de semana en San José de Ocoa, opinó que los partidos han perdido la capacidad de gerenciar sus procesos internos porque que sus cúpulas perdieron legitimidad política y moral, debido a que han venido manipulando de forma constante las reglas de juego de las formaciones "en un evidente desprecio por la democracia que debe regir en toda organización moderna".

Aseguró que "esas viejas prácticas han venido a contaminar incluso al PLD, con lo que todos los partidos se ponen de espaldas a una sociedad que se transforma, movida por la forma en que en el siglo XXI se producen las riquezas, lo que trae una dinámica en el pensamiento social que se va ajustando al talante de unos tiempo que se anclan en el conocimiento, la comunicación y la horizontalización de la información".

Pichardo llamó a las organizaciones políticas a ponerse de acuerdo para aprobar la ley de partidos, a sincerar los padrones y prepararse para celebrar primarias partidarias simultáneas que eviten la doble y triple militancia.

Asimismo, instó a definir que los puestos electivos sean propiedad de los partidos y no de los individuos, para así terminar con el transfuguismo y el degradante mercado que se ha impuesto en las organizaciones políticas.

"Se hace necesario que los procesos internos de los partidos sean organizados por la Junta Central Electoral, porque ninguna organización política sobreviviría a procesos sin árbitros externos en razón de que, la ausencia de ideas y propuestas, de proyectos que se consideren realmente colectivo, viene llevando a las luchas personales y grupales que degeneran el ejercicio de la política".