El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales solicitó ayer a la Procuraduría General de Medio Ambiente la investigación y posterior sometimiento a la justicia del ciudadano ruso, Igor Rusurusov,  acusado de  introducir al país 12 cucarachas.

Estos insectos, seis machos y seis hembras, pertenecen a la especie Madagascar (Gromphadorhina portentosa) y les fueron decomisadas a Rusurusov cuando llegó al Aeropuerto de Punta Cana, provincia La Altagracia.

Mediante comunicado de prensa, Medio Ambiente explica que las cucarachas traídas por el turista ruso con fines de hacer competencias, fueron detectadas y decomisadas por el Ministerio de Agricultura la semana pasada por violar la Ley de Sanidad Vegetal.

Medio Ambiente afirma que ese tipo de acciones están totalmente prohibidas debido a que de ser liberadas podrían convertirse en una amenaza para la salud y la agricultura. Las sanciones administrativas impuestas a quienes infringen la ley se calculan con base en el potencial daño que pueda generar, como también se establecen castigos penales.

Recuerda que quienes se aventuran a ese tipo de dinámicas se exponen a pagar consecuencias graves y penales, ya que los países tienen acuerdos con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES).  

También insta por igual a los ciudadanos nacionales o extranjeros a que se abstengan de introducir especies al país, como mascotas u otros fines porque al liberarlas, aunque parezcan inocuas, pueden ser una amenaza para la salud humana como también afectar las especies nativas y endémicas, si no cuentan con los permisos correspondientes.

En nota de prensa indica que el Ministerio de Agricultura remitió al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales las referidas especies, por ser la entidad que vela por el manejo de la biodiversidad y las mismas fueron trasladadas al Museo de Historia Natura, organismo adscrito a la entidad, donde se procederá a eliminarlas para estudio y exhibición.

“Con la carta que nos envió el Ministerio de Agricultura preparamos  un expediente el cual estamos  enviando a la Procuraduría General de Medio Ambiente para que el ciudadano ruso sea investigado y se proceda judicialmente por tráfico ilegal de especies de un país a otro”, resalta.  

“La idea es que haya una sanción penal”, agregan las autoridades ambientales mediante comunicado.