Pese a que El Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití había anunciado que ayer lunes se revelarían los resultados de las elecciones en Haití, el día transcurrió a la expectativa de conocer los datos de los comicios que se celebraron sin mayores incidentes hace ya nueve días, tras haber sido aplazadas en cuatro ocasiones.

En una rueda de prensa, el presidente interino Jocelerme Privert instó a todos los actores políticos a acatar “el decreto electoral” y a utilizar “las vías legales” para apelar los resultados “si no están satisfechos” con ellos.

Privert recordó que “el país está en crisis”, de modo que se necesita “estabilidad para mejorar las condiciones de los más vulnerables”.

Tras invitar a todos los miembros del Gobierno a permanecer atentos para que se mantenga el orden en la calle una vez se den a conocer los resultados, Privert manifestó su confianza en que el pueblo haitiano será capaz de mostrar su “madurez política para que haya transferencia de poder en paz que garantice la estabilidad”.

A las elecciones,celebradas el pasado 20 de noviembre, se presentaron 27 candidatos, entre ellos, Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), quien se alzó con el primer lugar en las pasadas votaciones de 2015 y asegura también haber triunfado en estos comicios, y Moise Jean-Charles, de la Plataforma de los Hijos de Dessalines, quien quedó en la tercera posición.

Si ninguno de los candidatos presidenciales obtiene el 50 % más un voto, los haitianos volverán a las urnas el 29 de enero de 2017 para elegir entre los dos candidatos más votados al que sería su nuevo presidente.

Ahora bien, en Haití un candidato también puede ganar los comicios si la ventaja sobre su contrincante más cercano es de 25 %.

En los comicios el pueblo también elegía diputados y senadores.