El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), Víctor Terrero, pidió el cese de la discriminación contra los usuarios de drogas, y propuso la modificación de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas, para descriminalizar el consumo y facilitar las intervenciones de salud.

Terrero habló en la apertura de la VI Conferencia Latinoamericana y  Primera Conferencia Caribeña sobre Políticas de Drogas (CONFEDROGAS), que realiza en el país el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN).

“Nos sumamos a las voces que identifican la necesaria modificación de la Ley 50-08 sobre Drogas y Sustancias Controladas, ya que ésta criminaliza el consumo, limitando las intervenciones de reducción de daños para la prevención del VIH en los consumidores de drogas”, precisó el funcionario.

Consideró que las políticas represivas no han dado resultado y expresó que es inaplazable reorientarlas.

“Desde  el CONAVIHSIDA promovemos, defendemos y apoyamos distintas iniciativas para que los usuarios de drogas tengan asegurado el  acceso  universal  a  servicios  de  educación, prevención   y  atención,  para  el  control  de  VIH/Sida  de  alta  calidad  y  calidez”, informó.

Indicó que la persistencia del estigma  y  la  discriminación contra los usuarios de drogas alejan a las personas afectadas de los programas disponibles de  VIH.

“Los programas de drogas, añadió Terrero, deben impulsar políticas no punitivas, fundadas en evidencia científica y responder de manera eficaz a los diversos problemas asociados con las drogas”.

Sostuvo que los programas de drogas deben tener una perspectiva de derechos humanos.

Concluyó: “Recordemos hoy y siempre que la igualdad  y la no  discriminación son la clave para lograr una sociedad justa y equitativa,  y que pensemos y actuemos con la convicción de que podemos ser parte de esta transformación”.