El camino que conduce a la escuela básica Santa Martha y al nuevo liceo profesor Juan Bosch, inaugurado por el presidente Danilo Medina el 4 de este mes en Los Alcarrizos, luce como un desierto en la ciudad.

Los moradores, que entendía que con el nuevo plantel el trazado de sus calles estaba garantizado, se han quedado esperando la continuación de los trabajos.

Al entrar al barrio El Chucho se puede caminar por su  calle principal, Juan Marichal, asfaltada hasta la esquina del recién liceo inaugurado.  

De repente, se produce el choque con la realidad, al ver hombres techando pequeñas casas con hojas de zinc, en una barriada en construcción con algunas casas de tablas y una minoría de blocks. Es un barrio más de la expasión descontrolada y sin regulación del Gran Santo Domingo, que en muchos casos procede de ocupación ilegal de terrenos.

Siguiendo el camino antes de llegar a la escuela, la mirada se pierde en un solar completamente desierto, que algunos niños lo utilizan de play para recrearse y jugar, muchos de ellos descalzos. En todo el camino los escombros dejados por los trabajadores para hacer la calle y la estructura del liceo, dan el saludo de bienvenida.

La barriada está compuesta por las calles Leudis García, Many Ramírez, Roberto Clemente, Féliz Fermín, e integrado por unas 500 familias que conforman la parte frontal y alrededores de la escuela básica y el nuevo liceo.

Estas vías del sector Villa Peloteros, en El Chucho, sólo quedaron asfaltadas apenas para boldear los edificios de estos centros educativos, y los moradores se han quedado esperando que los trabajos continúen.

Entre lodo, escombros, maquinas paradas, caliche, arena y materiales de construcción abandonado que se espera se utilicen para terminar las intersecciones de acceso a la comunidad, caminan diariamente los estudiantes que ya disfrutan del “moderno liceo”.

Es la realidad que se vive a cinco días de la inauguración es otra.

Entre quejas y esperanzas

Metro recorrió las vías de acceso principal y habló con sus residentes, algunos complacidos y otros incrédulos con respecto a la continuación de las obras pendientes.

Los moradores expresaron a Metro que se sienten satisfechos con el nuevo liceo, al ver que sus hijos tendrán un lugar para recibir la enseñanza, pero claman al Gobierno que continúe las promesas y los trabajos que en el día de ayer debían estar realizando.

José Méndez está convencido de que “el Presidente autorizó a Francisco Págan, de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), a que realice la continuación de las calle Leudis García con aceras, también la construcción de la calle Pedro Martínez, la Juan Marichal, Féliz Fermín y Bartolo Colón. “Pero esperamos”, insistió Méndez.

“Vamos a esperar, hoy no vino nadie a dar continuación al asfaltado de las calles, ahí está todo el material”, indicó Aneuris Gómez, residente.

“El pedazo hecho de la calle Leudis García no está bien hecha, no tienen ni una pulgada de asfalto. Hicieron un trabajo que no sirve, tres años pidiendo el arreglo”, puntualizó Gémez.

Otro habitante y fundador del barrio, Isidro Rodríguez, manifestó que se sienten satisfechos con lo hecho hasta el momento. Pero “esperando que nos cumplan y no sea solo promesas, porque hay muchas palabras que se quedan en el aire”.

Residentes de Villa los Peloteros, en El Chucho, piden mayor interés de las autoridades en esos puntos ya que, según expresaron ,con “una o dos veces a la semana que reciben los servicios no es suficiente”.