Durante mucho tiempo los piojos han sido la pesadilla de padres y niños estadounidenses, según un estudio realizado recientemente se están convirtiendo en un problema mucho peor.

Científicos de la Universidad del sur de Illinois, advirtieron que las poblaciones de piojos en 25 entidades del país han desarrollado resistencia a los tratamientos comúnmente utilizados para su eliminación.

"Hemos recogido 109 poblaciones de piojos y 104 tenían niveles altos de mutaciones genéticas", informó Kyong Yoon profesor asistente en la universidad.

Los químicos a los que se refieren los científicos son los piretroides (pesticidas artificiales) que ayudan a bloquean el sistema nervioso de los piojos, paralizarlos y luego matarlos.

Sin embargo, el uso continuo de estas sustancias, ha provocado que los piojos evolucionen de tal manera que los químicos no le hacen ningún daño.

Yoon aclaró que esto no significa que no se pueda matar a los piojos con piretroides, si no que se requiere de una dosis más alta, informó el programa de televisión “Today” de la cadena NBC.