La edición mexicana de Playboy tomó la decisión de mantener sus desnudos femeninos después de que la revista anunciara que en Estados Unidos dejará de publicar estas imágenes, dijo hoy a Efe el editor en jefe de Playboy México, Arturo Flores.

"El mercado mexicano los quiere (los desnudos), funcionan y nos hemos dado cuenta que el público participa mucho y nos pide a alguien específico en portada. Vende", destacó Flores.

La publicación va a continuar "tal y como está" y en la línea de "reforzar los contenidos", continuó.

El editor explicó que, en una reunión por teleconferencia celebrada recientemente con la publicación matriz, se les comentó que cada franquicia "tenía libertad de elegir".

Por ello, Playboy México seguirá contando con sugerentes portadas como la del número actual, en la que la actriz y modelo Isabel Madow emula a Marilyn Monroe ligera de ropa.

"Toda la información surgida en torno a que no aparecerán más desnudos en las páginas de la famosa publicación, no aplica para la edición de nuestro país", aclaró la revista en un comunicado.

Además, la publicación destacó que seguirán innovando en contenido, trabajando tanto en los artículos como en las entrevistas con figuras de la escena política, cultural y social de México, a fin de "enriquecer el juicio del consumidor".

"¡Playboy México también se lee!", recordó la revista, justo después de reiterar que en sus páginas se encontrará "el talento nacional e internacional como siempre lo quisieron ver".

La edición mexicana tiene una tirada mensual de 120.000 ejemplares.

Este martes la estadounidense Playboy anunció que dejaría de publicar imágenes de mujeres totalmente desnudas, uno de sus principales reclamos durante décadas.

El cambio de rumbo de esta publicación conocida por sus conejitas se justificó en la realidad impuesta por internet, que facilita el acceso a cualquier imagen de sexo, dijo el consejero ejecutivo de la revista, Scott Flanders.