La Policía Nacional informó de que recuperó ocho pistolas, una escopeta y un revólver, la mayoría de las cuales se encontraban en poder de delincuentes que también fueron detenidos, en acciones preventivas realizadas en las provincias de Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago y La Romana.

Una la pistola marca Smith and Wesson fue ocupada a Miguel Ángel Pérez, de 54 años, residente en el sector capitaleño de Las Cañitas, debido a que la portaba con la licencia vencida.

Mientras que agentes de la Dirección Central de Investigaciones (DICRIM) apresaron a Ranceli Castillo, de 18 años, residente en el sector Los Frailes II, Santo Domingo Este, mientras portaba de manera ilegal una pistola marca Taurus.

La detención de Castillo tuvo lugar en el Cementerio Cristo Salvador, de Santo Domingo Este, donde asistía al sepelio de una tía suya durante el cual se originó un tiroteo del que no se reportaron heridos.

Al ser cuestionada por los investigadores, el detenido alegó que no sabía nada de la procedencia del arma.

En el sector de Bayona, Santo Domingo Oeste, agentes del Departamento de Investigaciones de Tráfico de Armas de Fuego ocuparon en poder de Benito Encarnación, una pistola marca J.A. Nine, comprada hace siete meses con su licencia por 25, 000.00, por su hijo residente en el exterior.

Sin embargo, la misma no figura registrada en el Ministerio de Interior y Policía.

Asimismo, miembros policiales en Yaguate, San Cristóbal, ocuparon para fines de investigación la pistola marca Pietro Bereta, calibre 9mm, propiedad del comerciante Ricardo Bautista de los Santos, arma que supuestamente un hombre solo identificados como Junior, quien es activamente perseguido, dejó dentro de una funda negra en el patio trasero de su casa, horas después que la sustrajera del interior de la vivienda.

Otra arma recuperada fue la pistola marca Taurus, calibre 9mm, un día después de que le fuera despojada al sargento policial Pedro Yanel Espaillat Joaquín, por delincuentes que asaltaron una banca de loterías en el sector Palmarito, de La Vega.

Oficiales del DICRIM determinaron durante una investigación que el asalto habría sido planificado por Julio Alejando Taveras, de 28 años, administrador de un centro de expendio de bebidas ubicado al frente a la banca, quien al ser apresado dijo que la acción delictiva fue llevada a cabo por seis hombres identificados como Richard, Magallan, Deilvi, Andy, Francis y Elvis, este último hermano suyo de padre.

La pistola fue entregada por José Calazán Taveras, también hermano del primero.

En tanto, miembros de la Policía Preventiva apresaron en un colmado del sector Cienfuegos, de Santiago, a Jonathan Andrés Almengó Mercado, de 22 años: y a Yovanny Gómez Díaz (alias Al Capone), de 21, al ocuparle al primero la pistola marca Carandai, calibre 9mm, la cual al ser depurada figura a nombre Rafael Vásquez Beato, de 68 años, de quien se activa su localización.

En ese orden, una escopeta marca Maverick, calibre 12 mm, con el cañón desmontado, y una pistola marca Lorcin, calibre 9mm, les fueron ocupadas al ser detenidos, a los presuntos delincuentes Ismael Altagracia Santana, de 24 años; y a su hermano Noel, de 25, residentes en Villa Hermosa, La Romana, al ser apresados junto a una adolescente de 16 años, cuyo nombre se omite por razones legales.

La escopeta había sido despojada mediante un atraco en septiembre del año 2015 al comerciante Pablo Guerrero, de 64 años, en El Seibo, donde también robaron la pistola marca Browning, calibre 380mm, y 42,000 pesos en efectivo.

Los hermanos Santana se encontraban prófugos por esos y otros hechos delictivos cometidos en diversas comunidades de la región este.