La Policía Nacional informó que su Departamento Antiruidos ocupó durante la semana del 29 de agosto al 4 de septiembre, unas 300 bocinas, 196 cajones para altavoces y detuvo a 30 conductores, cuyos vehículos fueron retenidos provisionalmente por contaminación sónica.

Dichas acciones se realizaron en coordinación con el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, con el objetivo de controlar la contaminación sónica y la alteración del orden público en los sectores del Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo, y otras ciudades del país.

Los agentes ocuparon en el Distrito Nacional 60 cajones, 91 bocinas, y detuvieron a 14 chóferes que causaban contaminación sónica y alteración del orden público. Explicó que se ocuparon además 55 cornetas, 137 amplificadores, 36 plantas de audio, entre otras.

Se informó que en Santo Domingo Norte se retuvieron 42 cajones, 61 bocinas y se detuvo a dos conductores que causaban ruidos. De igual manera en Santo Domingo Este se ocuparon 43 cajones, 54 bocinas, y se detuvo a 4 conductores.

Las ocupaciones se realizaron también en San Francisco de Macorís, Puerto Plata, Barahona, Santiago, Baní, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan, Bonao y Valverde.

Los detenidos y lo ocupado fueron puestos a disposición de La Procuraduría del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales para los fines legales correspondientes.