La jefatura de la Policía Nacional (PN) suspendió hoy de sus funciones al coronel de esa institución Radhamés Santos Aquino, quien denunció ayer públicamente una supuesta persecución en su contra por parte del director regional de la institución en el Cibao, el general Eduardo Alberto Then.

El departamento de recursos humanos de la PN entregó al coronel la carta que certifica su suspensión oficial de esa institución.

El coronel había sido convocado hoy de manera "urgente" a la institución.

Al confirmar la decisión, el portavoz de la Policía, Máximo Báez Aybar, afirmó que Santos Aquino estaba suspendido desde hacía un tiempo, pero que no se había hecho de manera formal.

En su declaración ayer a periodistas, el oficial aseguró que Then busca su retiro forzoso porque alegadamente alguien comentó al general que él mostró alegría por el retiro hace unos años del alto oficial.

"Estoy en una encrucijada, estoy acorralado", manifestó Santos Aquino en compañía del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Manuel María Mercedes.

No obstante, advirtió de que no pasará a engrosar la lista de las personas que se han suicidado porque es "un profesional" y reclamará sus derechos en los tribunales.

Por su lado, Mercedes pidió al presidente del país, Danilo Medina; y al jefe de la Policía, Nelson Peguero Paredes, "detener cualquier medida de retiro forzoso (en contra del coronel) como se pretende hacer".

Aseguró que en sus 35 años en la Policía, el coronel Radhamés Santos Aquino "lo único que ha hecho es cumplir con su deber".