La República Dominicana tiene en la actualidad una población penitenciaria 24,837 personas privadas de libertad, de las cuales 8,796, el 35.4 % corresponden al Modelo de Gestión Penitenciaria, y 16,041, 64.6 % al sistema tradicional de prisiones, según datos de la Procuraduría General.

De esa cantidad 641 corresponde a las mujeres recluidas en diferentes centros penitenciarios, tanto del sistema tradicional como de los CCRs, albergando éstos últimos la mayor cantidad, con una población de 475 féminas.

En el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres se encuentran un total de 301 privadas de libertad, alcanzando el mayor número de reclusas, seguido de Baní Mujeres, con 73; Rafey-Mujeres, con 65 y, finalmente, Sabana Toro con 36.

Las demás, un total de 166 guardan prisión en cárceles tradicionales localizadas en Higüey, Salcedo, Nagua, Samaná y Montecristi.

De acuerdo a los datos estadísticos suministrados, por delitos relacionados con drogas guardan prisión en el Modelo Penitenciario un total de 146 mujeres, el 31 %; por homicidio 153, un 32 %; mientras que por robo y violencia intrafamiliar hay 48 privadas de libertad por cada uno, representando un 10.2 %, en tanto que un total de 76, el 16 %, cumplen penas por otros delitos, y por violencia sexual hay cuatro reclusas, un 0.63 %.