El Poder Judicial dominicano fue elegido para formar parte de cuatro comisiones de la Cumbre Judicial Iberoamericana, en el marco de la "XVIII Asamblea Plenaria de la Cumbre Judicial Iberoamericana (CJI)", celebrada en Asunción, Paraguay, informó hoy la institución en un comunicado.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Mariano Germán Mejía. representó, en calidad de invitado oficial, a ese poder del Estado dominicano durante el acto en el que fue adoptada esta decisión, y al que asistieron representantes de otros 22 países.

La Comisión de Género y Acceso a la Justicia de la CIJ estará representada por Esther Agelán Casasnovas, juez de la Segunda Sala Penal de la SCJ, mientras que en la Iberoamericana de Justicia Ambiental fue designada Wendy Martínez Mejía, juez de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo.

En la Comisión de Coordinación y Seguimiento fue designada Gloria Cecilia Cuello, Directora General Técnica; y Gervasia Valenzuela Sosa, Directora de la Escuela Nacional de la Judicatura, será miembro de la Junta Directiva del Instituto de Altos Estudios Judiciales por un período de 2 años.

En el marco de la "XVIII Asamblea Plenaria de la Cumbre Judicial Iberoamericana (CJI)", el Poder Judicial sometió sus candidaturas a las comisiones del organismo, las cuales tuvieron una inmediata acogida.

La Comisión de Coordinación y Seguimiento, además de República Dominicana la integran Paraguay, Ecuador, Puerto Rico, Chile, México y España.

La Cumbre Judicial Iberoamericana (CJI), de la cual forma parte la República Dominicana y otros 22 países, es una estructura de cooperación, concertación e intercambio de experiencias, que se articula a través de las máximas instancias de los Poderes Judiciales de la región Iberoamericana.

Su objetivo es la adopción de proyectos y acciones concertadas, desde la convicción de que la existencia de un acervo cultural común constituye un instrumento privilegiado que, sin menoscabo del necesario respeto a la diferencia, contribuye al fortalecimiento del Poder Judicial y del sistema democrático.