Multimillonarios, directores de tecnología y altos miembros del “establishment” republicano volaron a un complejo turístico en una isla privada frente a las costas del estado de Georgia este fin de semana para el Foro Mundial Anual del American Enterprise Institute, de acuerdo con fuentes cercanas a la reunión secreta, y según recogen varios medios estadounidenses, entre ellos Huffington Post y The New York Times. ¿Cuál fue el tema principal en la confabulación a puertas cerradas? Cómo parar al favorito entre los republicanos, Donald Trump.

Nombres ilustres

El CEO de Apple, Tim Cook, el cofundador de Google, Larry Page, el creador de Napster e inversor de Facebook, Sean Parker, y de Tesla Motors y SpaceX, Elon Musk, todos asistieron.

También lo hizo el líder de la mayoría republicana del Senado Mitch McConnell (R-Ky.), y el gurú político Karl Rove, el presidente de la Cámara Paul Ryan, y los senadores del GOP Tom Cotton (Arkansas.), Cory Gardner (Colorado.), Tim Scott (Carolina del Sur), Rob Portman (Ohio) y Ben Sasse (Nebraska.), quien dijo recientemente: “No puedo apoyar a Donald Trump”.

Además de Ryan, la Cámara estuvo representada por el Presidente del Comité de Energía y Comercio Fred Upton (Michigan.), Rep. Kevin Brady (Texas) y el casi vocero Kevin McCarthy (California.), según las fuentes, con las figuras del liderazgo Cathy McMorris Rodgers (Washington), el presidente del comité presupuestario Tom Price (R-Georgia.), el presidente del Comité de Servicios Financieros Jeb Hensarling (Texas) y Diane Negro (Tennessee.).

Philip Anschutz, el multimillonario donante del GOP, cuya compañía es propietaria de una participación en Sea Island, también estaba allí, con el representante demócrata. John Delaney, que representa a Maryland. Arthur Sulzberger, editor de The New York Times, estuvo presente también, según confirmó una portavoz del Times.

Fantasma Donald Trump

“Un fantasma se cierne sobre el Foro Mundial –el fantasma de Donald Trump”, escribió Kristol en un informe por correo electrónico sobre la conferencia, tomando prestadas las primeras líneas del Manifiesto Comunista. “Hubo mucha tristeza sobre esta emergencia, mucho de qué hablar, alguno de ellos perspicaz y reflexivo, acerca de por qué le ha ido tan bien, y muchas expresiones de esperanza de que va a ser derrotado”.

“La tarea clave ahora, parafraseando a Karl Marx de nuevo, es menos sobre entender a Trump que (cómo) detenerlo”, escribió Kristol. “En general, hay demasiados apretones de manos, frentes encogidas, y fatalismo en el ambiente y no soluciones suficientes para salvar al partido de nominar o al país alguien de elegir a quien sencillamente no debería ser presidente”.

Un aspecto destacado de la reunión fue la presentación de Rove sobre los resultados de los grupos focales sobre Trump.

La mayor debilidad del hombre de negocios, de acuerdo con Rove, fue que los votantes la tienen muy difícil tratando de imaginarlo como “presidenciable” y como alguien que sus hijos deben mirar como un ejemplo. También lo ven como alguien que puede ser errático y que no debería tener sus dedos (pequeños) en ningún lugar cercano a un gatillo nuclear.

Off the record

Fuentes cercanas a la reunión que pidieron el anonimato debido a que el foro está “off the record”, dijeron que gran parte de la conversación en torno a Trump se centró en “cómo sucedió esto, en lugar de cómo vamos a detenerlo”.

Trump, que ya tiene casi un tercio de los delegados que necesita para asegurar la nominación del Partido Republicano, se enfrenta a grandes pruebas en las primarias de Florida y Ohio la próxima semana. Si gana esos estados, solo tendrá que ganar la mitad de los delegados restantes para asegurar la nominación.