¿Podría Maduro, finalmente, ser destituido?

El derrocamiento del presidente Maduro es concebible, aunque tanto su fecha como la fuente de su expulsión siguen siendo imposibles de predecir. Las divisiones internas dentro de su base de apoyo, en particular de las fuerzas armadas, podrían aumentar la presión para que él deje la oficina o activen un derrocamiento militar.

Si los esfuerzos de mediación actuales fallan, los disturbios y las protestas masivas contra el gobierno continuarán creciendo y potencialmente resultarán en la expulsión de Maduro. Es muy poco probable que el presidente abandone el poder voluntariamente, pero la presión desde dentro de su propio partido para evitar un colapso total de orden puede forzar la mano.

¿Sería bueno para Venezuela la posible revocación de Maduro?

En el período inmediatamente posterior, un aumento en volatilidad es casi seguro que ocurra y la situación podría deteriorarse.

Una medida provisional para evitar saqueos y la violencia callejera necesitaría ser puesta en marcha, lo que significa que las libertades se verían truncadas por algún tiempo.

Independientemente de quién tenga el poder, habrá un cambio hacia el centro ya que la próxima administración tendrá que buscar de la ayuda internacional - tanto en ayudas directas, tales como donaciones de alimentos y medicinas, como en forma de apoyo financiero para comenzar con la estabilización de la economía.

¿Cómo se desarrollará la situación en el país en el futuro?

La situación empeorará antes de mejorar. La pregunta es: ¿cuál es el punto de inflexión y cuánto peor se pondrá la situación antes de llegar a ese momento? Además, un cambio en el gobierno no es el principio y el fin.