La marca de bebidas SoBe se disculpó después de que muchos de sus consumidores se quejaron por un mensaje que venía escrito en las tapas de las botella y que causó muchos se alarmaran.

“Ayúdame estoy atrapado en una fábrica de Sobe”, era el mensaje que la empresa había escrito en el reverso de las tapas. Esto hizo pensar a la gente que la petición de auxilio podría provenir de alguien que se trabajara en la empresa.

Pero al parecer este no era ningún mensaje de alarma, sino una broma. Según declaraciones de la empresa, ha impreso varios mensajes en las botellas en repetidas ocasiones con el fin de hacer reír a la gente. Sin embargo, esta vez no fue la ocasión.

Cuando la marca se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, publicó en su página de Facebook un mensaje pidiendo disculpas por la confusión.

“Hola, sentimos que el mensaje los haya preocupado, esa no era nuestra intención. Queríamos dar a nuestros clientes una sonrisa y un momento para pensar mientras bebían su bebida favorita", aseguraron.

SoB, propiedad de PepsiCo, planea quitar los mensajes, aunque aseguró que el procedimiento será un poco tardado debido a que ya hay mucha de su mercancía en el mercado, informó el canal estadounidense "ABC News".