La Policía Nacional informó hoy que identificó a otros dos supuestos responsables del asesinato del periodista Blas Olivo Peralta ocurrida el 12 de abril del año pasado en la provincia Monseñor Nouel.

El portavoz de la Policía, general Máximo Báez Aybar, dijo en rueda de prensa que Joel Peña Rodríguez, de 26 años, y Draily Francisco Vásquez Salcedo, alias Nananina, de 20, están siendo "activamente" buscados por la institución y los conminó a entregarse.

Báez Aybar dijo, además, que ambos individuos también están presuntamente relacionados con una banda dedicada al robo de vehículos.

El cuerpo de Olivo fue hallado el 12 de abril de 2015 con varios impactos de bala, en una finca ubicada en la comunidad Piedra Blanca, provincia Monseñor Nouel, 24 horas después de que familiares denunciaran su desaparición, luego de participar en una misa a la memoria de su madre.

Por el crimen fueron acusados varias personas, algunas de las cuales guardan prisión, mientras otras murieron en intercambios de disparados con la propia Policía Nacional, según informó en su momento esa institución.

Otros, como Peña Rodríguez y Vásquez Salcedo, se encuentra prófugos.

Hace poco, el presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Olivo de León, advirtió que se corre el peligro de que un juez ordene el archivo del caso y la libertad de los imputados, algunos de los cuales admitieron su participación en el asesinato.

Los implicados, que cumplen prisión preventiva en distintas cárceles del país, pronto habrán cumplido el plazo de las medidas de coerción impuestas.

A mediados de junio 2015, José Miguel Rodríguez Almonte (Job), quien era señalado como cabecilla de la banda que alegadamente dio muerte a Olivo, resultó muerto en un supuesto intercambio de disparos con agentes penitenciarios de la cárcel de Monte Plata, donde cumplía condena de 30 años acusado de sicariato.

En ese entonces eran señalados como implicados en el asesinato José Diloné Vargas Valerio, Máximo Rafael Alcántara, Iván Eliseo de León Ramos, Severino Durán (El Gringo), Radhamés Portes Jiménez (Macadamia) y Yoryi Leonardo Blanco Rodríguez, a quienes le fue impuesto un año de prisión como medida de coerción, en Monseñor Noel.

La banda a la cual pertenecían los presuntos delincuentes, se dedica a secuestros, asaltos, sicariato y robo de vehículos en las provincias de Monseñor Nouel, Espaillat y Santiago, de acuerdo a lo informado por la Policía.

La versión oficial apunta a que el comunicador resultó muerto el domingo 12 de abril del pasado año al resistirse al robo del vehículo en que se transportaba camino a la capital desde Bonao, donde estaba reunido con unos familiares. Sin embargo, el vehículo fue encontrado en la comunidad Palero Arriba, ubicada entre La Vega y Bonao.

La mañana del domingo 13 de abril fue hallado el cadáver en Piedra Blanca, provincia Monseñor Nouel con tres impactos de bala, golpes en la cara, la boca y el cuello.